Opinión Editorial


El Covid-19 y Enrique Peña Nieto


Publicación:25-04-2020
version androidversion iphone

++--

La fragilidad de la política hace que este virus la impacte y sucedan nuevos episodios y quienes habían sido inmunes, hoy no lo sean

La llegada del Covid-19, ha cambiado sus múltiples aspectos el rumbo o destino del Mundo y, por ende de los seres humanos que lo vivimos. Sin duda alguna estos efectos llegan a diversos escenarios como lo económico, de salud, lo social, y entre ellos, el político.

La fragilidad de la política hace que este virus la impacte y sucedan nuevos episodios y quienes habían sido inmunes, hoy no lo sean. Para otros, como el primer ministro británico Boris Johnson fue ingresado en cuidados intensivos en el Hospital de St.Thomas en Londres para poder combatir el coronavirus.

Mientras el Covid-19 nos ha dejado la experiencia de que como humanidad, por más desarrollada que esté, sigue siendo frágil ante agentes biológicos que nos obligan a cambiar nuestras vidas, existen otro tipo de virus, digamos de orden social, que lamentablemente ha permanecido y se transmite de persona a persona como el coronavirus, me refiero a la corrupción.

En ese orden de ideas la ciudadanía ha sido observadora del combate a la corrupción que la administración del presidente de la República Andrés Manuel López Obrador y la Fiscalía General de la Nación, han emprendido en contra de algunos de los colaboradores del gobierno anterior encabezado por Enrique Peña Nieto, los casos más emblemáticos los conocemos: Rosario Robles Berlanga y Emilio Lozoya Austin.

Recapitulando, tenemos que al finalizar su sexenio el expresidente Enrique Peña Nieto se estableció en la Costa del Sol, del corredor Málaga-Marbella-Puerto Banús (España) un lugar paradisiaco, donde llegan todo tipo de visitantes. Así como también en Madrid (España).

Políticos y amigos han visitado en la Costa del Sol al expresidente Enrique Peña Nieto, que por sus grandes haciendas o casas hacían más discretas las reuniones sostenidas. Lo que desconocían algunos de sus invitados o huéspedes era que la Policía Nacional Española, a petición de la Fiscalía General de la Nación (MÉXICO), identificaba a cada uno de los visitantes, llegando a detectar a un personaje que se distinguía de los demás, toda vez que contaba con una orden de aprehensión. Así fue localizado y capturado Emilio Lozoya Austin. Por lo tanto, lo que era el centro de operaciones del peñismo quedó minado y a la vista de las oficinas de inteligencia y de las Fiscalías de ambos países.

Sin duda no sabemos con exactitud la dimensión del impacto económico y social de la pandemia del virus Covid-19 en muchos países, para el caso de nuestro país las consecuencias políticas de la pandemia del virus Covid-19 pueden cobrar un nuevo actor o varios actores de la política ante el nuevo escenario que hoy se vive en México, ya que como lo señala el historiador israelí Yuval Noah Hararei (autor de la trilogía "Sapiens") "El coronavirus cambió las reglas del juego. Del juego económico y político, todo está en juego".

Este cambio de reglas puede ser constatado en la política mexicana. En efecto, se han iniciado por parte de diversas dependencias del actual gobierno de la República la investigación de las cuentas del propio Enrique Peña Nieto y de su familia, como de su amigo y compañero Luis Enrique Miranda Nava. De ello han dado cuenta en la columna Bajo Reserva del pasado jueves y viernes (16 y 17 de abril 2020 ) y la primera a plana del viernes ( 17 de abril 2020) todas ellas del periódico EL UNIVERSAL. Así como el propio doctor Santiago Nieto, Jefe de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secreta ría de Hacienda y Crédito, confirmó en una reunión virtual con legisladores del PT la investigación al diputado Luis Enrique Miranda Nava.

Ante ello, es posible que Enrique Peña Nieto cambie su centro de operaciones a otro lugar dentro del mismo viejo continente y poder descifrar las nuevas reglas del juego político debido al coronavirus. Este nuevo refugio ha sido utilizado por personajes como el expresidente de la Generalidad de Cataluña, Carles Puigdemont Casamajó, y por el expresidente de Ecuador, Rafael Correa, quien recientemente ha sido condenado por el Tribunal de la Corte Nacional a ocho años de prisión por considerarlo culpable por actos de corrupción en la causa Sobornos (2012-2016).El citado centro de operaciones de análisis político y jurídico en un futuro no muy lejano podría ser: Bruselas, Bélgica.

@UlrichRichterM


« El Universal »
Ulrich Richter Morales


Publicaciones del autor