Opinión Columna


Compromiso por la seguridad


Publicación:06-08-2022
version androidversion iphone

++--

La labor policiaca quieran o no, sea donde sea, no deja de ser una labor muy peligrosa, de compromiso y noble.

La labor policiaca quieran o no, sea donde sea, no deja de ser una labor muy peligrosa, de compromiso y noble.

Y, si no lo quiere creer basta con preguntarle al mismo Gerardo Palacios Pámanes, nuevo jefe de seguridad.

Es que desde su designación como titular de esa área y Fuerza Civil, ha recibid más invitaciones que un niño a las piñatas.

Pues del mismo modo se le ve encabezando operativos, eventos, reportes y todo tipo de acto público, pues no es ratón de oficina.

Por lo que el compromiso que tiene es muy grande, al igual que sus obligaciones de un área con personal muy numeroso.

De modo que, apueste doble contra sencillo que el jefe policiaco no hará quedar mal a quien lo designó en el cargo.

Aunque en eso de pagar cuentas pendientes, Jaime Rodríguez Calderón parece se el único responsable de todas sus malas acciones como ex gobernador, esto pronto podría dar nuevos indicios.

Sobre todo de aquellos que de omento han podido escapar del brazo de la justicia por una u otra cuestión, sin que se les toque con el pétalo de una rosa como diría la raza.

Por lo que vale pelar el ojo, tomar asiento, lugar y tabla, porque en éste tipo de denuncias que han traido al Bronco del tingo al tango y encerrado, hay más ''invitados''.

Y, que por mala fortuna en su tiempo se les dieron importantes relectores por la ''buena labor'' que desempeñaban, si saberse hasta ese entonces, que traían las uñas muy largas.

Así que veremos qué sucede, porque el reloj de arena que va vaciando y las carpetas de investigación pese a algunos acuerdos de ''soltar la sopa'', se irán deshojando como la margarita.

Que triste, pero hay funcionarios o representantes populares que quieran o no, se han distinguido por ser electoreros.

Y, que como tal, sólo aparecen cuando se acercan las elecciones, quieren ser los nominados y piensan que nadie los merecen.

Pues, bien, esos mismos y otros más, son precisamente los que se ha  mantenido ausentes ante la crisis del agua.

Hubo quienes y todavía destacan, que  o han dejado de abonar la tierra como buenos políticos que son, muy acomedidos por cierto.

Ya llevaron agua en todas sus presentaciones, pipas, garrafones, tambos, en fin de todo un poco, aprovechando para robar cámara.

Pero eso son los menos, la gran cantidad de los suspirantes eternos bien gracias, pero se pueden contar con los dedos de la mano.

Hay alcaldes que a la fecha pueden presumir que llevan una gran cantidad de metros cuadrados recarpeteados en sus labores de bacheo y puede ser muy cierto

Sin embargo, también hay que decirlo, en eso de delegar responsabilidades a más de dos se les ha dormido el gallo o andan metidos en otros menesteres que no es su chamba.

De lo contrario cómo se puede explicar que en esos trabajos abunda la mala calidad de los materiales y de los trabajos, y eso que es fecha en que no nos llueve hasta ahora.

Y, por si fuera poco, las labores se realizan con tan mala calidad que dejan mucho que desear, pues no son baches bien compactados que hasta parecen baches ''al revés''.

Por lo que vale echarle un ojo a los trabajos, no vaya siendo que en lugar de avenidas y calles bien recarpeteadas pronto tengamos más ''sube y bajas'' que una feria.

Un reconocimiento a los cuerpos de auxilio que de un tiempo para acá, aparejados a la seca se la han tenido que rifar para sofocar toda clase de incendios.

Lo peor del caso es que lo logran casi de milagro y con un enorme esfuerzo, porque las limitaciones del agua, los hace concretar como dirían los expertos, con tiros de precisión.

Así que vaya desde aquí una felicitación a rescatistas, elementos de protección civil, bomberos y demás, aunque en muchos de los casos les regatean los apoyos.




« El Porvenir »