Banner de aplicaciones

Opinión Columna


Como era de esperarse


Publicación:22-08-2021
version androidversion iphone

++--

La movilidad parece no tener freno aún y con la cantidad incontrolable de contagios que se registran día a día

Como era de esperarse, la movilidad parece no tener freno aún y con la cantidad incontrolable de contagios que se registran día a día.

Hubo los clásicos sitios de paseo muy demandados allá por el rumbo de la Carretera Nacional, conocidos centros y espacios de distracción.

Desde luego, hasta donde se supo todos cuidando las medidas restrictivas vigentes autorizadas por los responsables de la Salud en Nuevo León.

Aunque claro, habrá que esperar el reporte oficial de las autoridades y su cuerpo de inspectores que en eso de los cuidados salieron muuuy bravos.

Pero por lo que a los mismos respecta, se vieron con la saturación permitida y con largas filas en algunos sitios esperando cada quien su turno.

Vaya, como si muchos trataran de aprovechar los últimos días y las últimas horas antes de que se modifiquen las restricciones y entren las nuevas.

Por lo que todavía éste día se podrá esperar todo de todo, porque basta con recordar que lo que no está prohibido...

Y, a propósito de restricciones que entrarán en vigor a partir de mañana lunes, los que por lo visto parecen tener pacto con el Diablo son los comerciantes informales.

De ahí que las conocidas calles tomadas por el ambulantaje en el primer cuadro de la ciudad y sus alrededores siguen trabajando a sus anchas, como Juan por su casa.

Es más, ahí parece que no existir ley, ni las medidas restrictivas que mantienen a raya todo comercio establecido con la amenaza de sanción o clausura por rebelde.

A menos que la autoridad tenga otra visión completamente diferente y no se percate del caos que se vive ahí, que no hay sana distancia y es un foco de alto riesgo.

Pero con eso de que donde no manda capitán, no gobierna marinero, ya sabrá más o menos como están las cosas por Colegio Civil o la Plaza Comercial Morelos.

Es más en éste último sitio, las bancas aún y con su cinta amarilla siguen siendo punto de charla de los paseantes, quienes en muchos de los casos ni cubrebocas usan.

Dicen que en eso del retorno a las clases de manera presencial, pese a las presiones de colegios particulares en las escuelas oficiales, existe una resistencia.

Que muchos de los profes tienen sus inconvenientes por aquello de la edad, de la solicitud de la vacuna de refuerzo, por el deterioro de las aulas y falta de vacuna a los niños.

Esas y otras tantas demandas más, que sin lugar a dudas serán consideradas a la hora del arranque escolar y para el cuál según la autoridad, aún hay tiempo, aunque sea poquito.

Y, que se buscará la mejor manera de arranque del ciclo escolar, sin riesgos y con las medidas protocolarias para evitar los contagios y el riesgo de quienes acudan al salón.

Por cierto, será el sereno y aunque las autoridades estatales aseguren que no hay riesgo en los camiones, el caos espanta a cualquiera.

Y, si no lo quiere creer basta con preguntarle a los pasajeros, quienes a como van, si no se contagian, deberán tomar terapia tranquilizante.

Especialmente, cuando los empresarios contrario a lo que se podría desear de ellos,  siguen sacando de circulación las unidades camioneras.

Por lo que aquellos que requieren de los camiones como su servicio de sobrevivencia se llevan más tiempo en traslados que en casa.

Así que ojo, porque si en la presente no se pudo arreglar el tema hasta ahora, habrá que esperar se cumplan las promesas del futuro gobierno.

Esta mañana el gobernador electo de Nuevo León, Samuel García despejará muchas dudas que surgen en su alrededor.

Por lo que habrá que pelar el ojo, sobre todo por aquello de la nominación de su equipo de transición.

Y, que como puntos principales habrán de encausar entre otras cosas lo relacionado con el desarrollo social y educativo.




« Columna En Voz Baja »