Opinión Columna


Cambiar de estrategia


Publicación:21-08-2021
version androidversion iphone

++--

Dicen que el miedo es el peor enemigo con eso del Coronavirus, pero por lo visto en Nuevo León abundan quienes aún así lo desafían.

Dicen que el miedo es el peor enemigo con eso del Coronavirus, pero por lo visto en Nuevo León abundan quienes aún así lo desafían.

Que en gran medida a ello se debe el disparo de los contagios y que se tengan los hospitales casi casi hasta el tope.

Por lo que las autoridades estatales deberán cambiar de estratega como en otras entidades, que ya mudaron el ''Quédate en casa''.

Las campañas que traen son más agresivas y muy directas, que la verdad le pone los pelos de punta a cualquiera, pues es algo serio.

Y, con las complicaciones en que se presentan todos los casos y los que siguen aflorando, ni se diga, siguen de a peso y sumando.

Para quienes van al Hospital Universitario  por una u otra cosa y ven desfilar un importante número de carrozas para recogerlos del Semefo, en realidad se quedan más que espantados.

A quienes les ha tocado presenciar el paso de dichas unidades, dicen que son una tras otra y otra, y otra... que son muchas, pues así están los fallecimientos a causa del Covid-19.

Y, que a la fecha ya se pasó a la cifra de los 50 fallecimientos diarios o más, ya podrá imaginar el escenario que se aprecia si a es se le agregan los ejecutados, también diarios.

Por lo que la industria funeraria de una u otra manera, con sus crematorios, se siguen saturando de servicios y lo que es más triste para todas las personas... de cuerpos.

Este fin de semana habrá que estar muy al pendiente de la movilidad, como los anteriores, pues con eso de las restricciones, hay quienes no quieren desaprovechar las oportunidades.

Tan es así, que el cúmulo de personas que sigue apersonando por todos lados, lo cuál meterá en aprietos a quienes viven del comercio de establecimientos en general porque les cierran.

Así que aguas, porque en eso de las reglamentaciones para quienes viven al filo de la navaja, porque los inspectores de Salud, la verdad de las cosas, son muy celosos de su deber, como El Comanche.

A decir verdad el joven gobernador electo de Nuevo León, Samuel García cultivó muchos elogios por eso de la vacunación trasnacional.

Y, si no lo quiere creer pregúntele a quienes le acompañan en los viajes, en los beneficiarios que así lo expresan en las redes sociales.

Y, que de una u otra manera se han vuelto en multiplicadores fieles del futuro gobernador del Estado, quien como dice la raza, va por más.

Tan es así, que afirman que anda en la pepena de gente para completar el viaje y las gestorías para los que se le amontonaron duplicando el número.

Pero que para la buena fortuna de todos, porque todos ganan, el muchacho parece traer una llave magia con la que sigue abriendo oportunidades.

Quién sabe cuál vaya a ser el saldo que rindan las autoridades para cuando se junten de nuevo para determinar el inicio de clases presenciales, cuando un alto número de planteles lucen muy deteriorados.

De que hay escuelas muy correctas las hay, también las regulares y otras muchas más en total y completo abandono, con datos de todos los calibres, saqueadas, muy dañadas y parecen selvas.

Quienes han ido a meterle mano a las escuelas para darle su ''zarpazo del tigre'' batallan para decidir por donde entrarle hasta que le van a abriendo camino, pero muchas ni con la Lámpara de Aladino.




« El Porvenir »