Opinión Columna


Broncas de herencia


Publicación:05-10-2021
version androidversion iphone

++--

A partir de ya, el gobernador de Nuevo León, Samuel García según la ley dispone de 60 días para revisar qué broncas le heredó el ahora ex gobernador.

A partir de ya, el gobernador de Nuevo León, Samuel García según la ley dispone de 60 días para revisar qué broncas le heredó el ahora ex gobernador, Jaime Rodríguez Calderón.

Por lo que se advierte que se buscará hasta por debajo de las alfombras, para descartar cualquier tipo de ''sorpresas'', independientemente de las ''bombas''.

Y, como no quiere que le truene el ''cuete en la mano'', el novel ejecutivo estatal amaga con meter lupa y en caso de detectar irregularidades denunciarlas.

Así que valdrá la pena tomar asiento, lugar y tabla en espera de lo que resulte, porque si ya se revelaron cuestiones muy costosas para NL, habrá de parar oreja.

A propuesta de los legisladores locales, se ''resucitó'' el tema del Mando Único para el municipio de Monterrey.

Por lo que habrá que ver hasta donde llegan las cosas, sobre todo, que el tema avance, no se estanque y se cristalice.

Especialmente cuando hay disponibilidad de las autoridades estatales y municipales, que presumen su ''compadrazgo''.

Aunque eso sí, también hay que decirlo, no sería la primera vez que el asunto se pone sobre la mesa de análisis.

Como no les resolvieron nadita de nada, un grupo de maestros representantes del profesorado acudió a palacio a ''cobrarle'' a Samuel García adeudos del Gobierno-Bronco.

Tan es así, que los trabajadores del gis llevaron un rosario de peticiones pendientes por resolver y por las cuales se dicen engañados y hasta defraudados por la autoridad.

Es más, dicen que cumplieron formalmente con los oficios y trámites para el desempeño de sus labores, y que pese a ser los más altos promedios de calificación, no les pagaron.

Así que como dice la raza, en las primeras de cambio el nuevo inquilino de palacio de cantera podrá agregarle una raya más al tigre, a unas horas de haber estrenado su despacho.

Después de que apadrinó algunas escuelas, Samuel García ya tiene en su poder el control de la educación y  habrá de realizar más que un examen de conciencia por el retorno escolar.

Sobre todo, ante el funcionamiento de las escuelas de nivel básico con clases presenciales y de las que tendrán que poner especial atención por el abandono en que se encuentran.

Y, es que antes de culminar la gestión del Bronco-gobierno presuntamente los recursos se redireccionaron para el combate a la Pandemia y las escuelas, bien, gracias.

De modo que, ahora con la ''papa caliente'' en las manos, las autoridades deberán realizar una radiografía al respecto para saber cuantas escuelas operan, nada más para empezar.

Aunque pareciera mentira, pero hay algunas autoridades municipales que ahora que asumieron el poder, andan con el Jesús en la boca para cumplir sus promesas de campaña.

Resulta que al asumir los nuevos cargos, los estrenados funcionarios se han dado cuenta que les heredaron unas secretarías de seguridad prácticamente desmanteladas.

Lo raquítico del caso es, que hay corporaciones desmanteladas, que difícilmente podrán hacer frente a las demandas de seguridad que sus habitantes requieren y necesitan.

Y, si no lo quiere creer basta con preguntarle, por ejemplo, al alcalde de Cadereyta, Cosme Leal, que recibió una corporación con policías de a pie porque sólo tienen una patrulla.




« El Porvenir »