Opinión Editorial


Bienvenida, vicepresidenta Kamala Harris


Publicación:10-06-2021
++--

Bienvenida a México, vicepresidenta, cuando miles de mexicanos y centroamericanos arriesgan la vida para cruzar la frontera buscando un futuro mejor

Bienvenida a México, vicepresidenta, cuando miles de mexicanos y centroamericanos arriesgan la vida para cruzar la frontera buscando un futuro mejor en Estados Unidos. Los migrantes dejan su patria porque no tienen opción, no tienen nada que perder. Intentan escapar de la pobreza, las crisis políticas, la violencia. Huyen en busca del "sueño americano" porque sus propios sueños se frustraron.

A pesar de algunos avances, tardan en hacerse realidad sus promesas y las del presidente Biden de mejorar el sistema de adjudicación migratorio y el trato a los migrantes en la frontera.

Llega usted a México cuando las aprehensiones de mexicanos en la frontera son las más altas en tres años, cuando 45% de los extranjeros detenidos desde octubre son mexicanos y están encerrados en 200 cárceles para inmigrantes en Estados Unidos. Cuando más de 22,500 niños migrantes mexicanos y centroamericanos están bajo custodia de Estados Unidos y la oficina de aduanas y protección fronteriza de su país calcula que 200 mil niños no acompañados llegarán en 2021.  

Bienvenida cuando la estrategia de seguridad de abrazos no balazos del presidente Andrés Manuel López Obrador nos ha dejado 83,418 homicidios entre el 1 de diciembre de 2018 y el 15 de mayo de 2021. A este ritmo, habrá más muertes violentas en esta administración que en las de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto. Rezamos para que esto no ocurra.

Aterriza usted en México cuando 70% de los 34,515 homicidios en 2020 se cometieron con armas de fuego y, según la Sedena, 70% de las armas que entraron ilegalmente ese año lo hicieron por la frontera con Estados Unidos. 

Bienvenida cuando mujeres, activistas de derechos humanos, defensores ambientales, periodistas y candidatos políticos mexicanos han sido asesinados en números sin precedentes. Cuando el Covid-19 ha matado oficialmente a casi 230 mil mexicanos —aunque algunas estimaciones dicen que son más de medio millón.

Cuando nuestras instituciones autónomas judiciales, legislativas, electorales, de derechos humanos, transparencia, acceso a la información, ONGs, científicos, ambientalistas y medios de comunicación están más asediados que nunca.

Bienvenida después de la peor sequía que México ha sufrido en décadas y que en mayo impactó 85% de nuestro territorio, según la NASA. Cuando la Cámara de Diputados recortó los recursos para enfrentar el cambio climático, mientras el gobierno sigue ignorando el calentamiento global y acaba de pagar 600 millones de dólares por una refinería en Texas.

Vicepresidenta Harris, por supuesto que sabemos que usted sabe todo esto.

Llega usted a México después de nuestras elecciones intermedias más grandes. Votamos para elegir más de 21,000 cargos públicos, incluyendo presidentes de 1,942 municipios, 15 gubernaturas, congresos locales en 30 estados y la Cámara de Diputados. 

Y aunque el INE sigue contando los votos, nos acecha el conflicto postelectoral cualquiera que sea el resultado. Y parece que México sufrirá tres años más de polarización entre "nosotros" y "ellos", honestos y corruptos, conservadores, neoliberales y los demás. Dolorosamente evocador de lo que ocurrió en su propio país, ¿o no?

Bienvenida a México, vicepresidenta Harris, nuestra casa es su casa.



« Omar Vidal »