Opinión Columna


A como van las cosas


Publicación:05-09-2021
++--

Pronto las autoridades estatales responsables de la Salud en Nuevo León podrían liberar nuevas reaperturas

A como van las cosas, pronto las autoridades estatales responsables de la Salud en Nuevo León podrían liberar nuevas reaperturas.

Desde luego por ahora, quienes llevan voz de mando sobre el particular le tantean el agua a los tamales, basados en las estadísticas.

Por lo que se torna más que interesante evaluar lo que dicen los números conforme al balance semanal de contagios, para no echar malas.

Pero sobre todo, que nadie se exponga con la mira de lograr objetivos y como dice Manuel de la O Cavazos, evitar una cuarta ola.

De modo que valdrá la pena el sacrificio, porque el virus no perdona y en eso de los cuidados, vale extremar medidas ordenadamente.

Los que dicen que saben del virus, dicen que al menos la primera semana es muy prematuro para evaluar el avance escolar, tras el regreso presencial a las clases en NL.

Que ese tipo de cuestiones que tienen que ver con los ''números alegres'' quieran o no, son los que afectan porque las personas relajan las medidas, al registrar mejoría.

Y, que en el mejor de los casos, no sobra reiterar las campañas preventivas, destacando la reducción de contagios, con la idea de que aún no se le gana al virus.

Porque según estudiosos, a veces se da un ''mensaje'' bastante equivocado del cómo son las cosas, minimizando la peligrosidad de los contagios y la letalidad de la nueva sepa.

Pero que se han acatado las disposiciones protocolarias de Salud y que de momento no se tiene reporte de algún contagio en las escuelas hasta ahora, según informes oficiales.

Las nuevas autorizaciones aprobadas por la autoridad, mínimas en apariencia y más para los empresarios y encargados de los establecimientos, incrementó la movilidad.

Quienes miden ese tipo de cuestiones, aseguran que el aumento de personas y vehículos es más que palpable, y que esto se ve sobradamente en las calles o negocios.

Que las medidas se siguen respetando a simple vista desde el uso del tapete, del gel antibacterial, la toma de temperatura, el aforo y desde luego el uso de la mascarilla facial.

Sin embargo también hay que decirlo, hay ciertas tiendas de conveniencia que sí procuran el aforo, no toman la temperatura a sus clientes y el gel antibacterial, bien, gracias.

Los que siguen siendo ''el patito negro'' de esta lucha contra el Coronavirus, son los mercados rodantes o los mercaditos populares de las colonias.

Y, vamos que sí lucen gigantescos letreros que hasta en momentos parecen ganarle a las promociones de la vendimia, pero también cometen sus pecados.

Entre ellos, se ven muy congestionados ciertos días de la semana, no todos tienen el gel antibacterial respectivos y el cubrebocas parece ser opcional.

Así como se detectan a simple vista personas realizando sus compras en los mercaditos, también hay familias completas sin su protector facial.

Por lo que en todo caso, vale preguntar cuál es la labor de las autoridades municipales que prometen cooperar, pero se les ''olvida''.

A menos que los uniformados, los inspectores o alguien esté haciendo su agosto en pleno mes de las fiestas patrias. Ah, raza.

Que el accidente mortal de hace días, tras registrarse un tornado en la presa de la Boca, dejó al descubierto una serie de anomalías en el uso de las embarcaciones.

Y, sobre todo, el riesgo que padecen quienes por alguna u otra cuestión se lanzan a la aventura de un paseo acuático, sin que se respeten las medidas de precaución respectiva.

Lo raro del asunto es, que con tantas balconadas que afloraron y descobijadas que se aprecian en las redes sociales no haya autoridad terrenal que meta mano, antes de más fallecimientos.



« Columna En Voz Baja »