Opinión Editorial


¿623 mil mujeres agredidas en 2021?


Publicación:27-11-2022
version androidversion iphone

++--

¿Qué sociedad tiene en su seno 310 feminicidas y asesinos cada mes?

¿Por cuál delito contra las mujeres empezamos? ¿Por el feminicidio? Le recuerdo, lectora-lector, que este delito se empezó a tipificar apenas en 2015, cuando se registraron 412 casos. Seis años después, en 2021, hubo 978. Eso equivale a 2.3 veces más. Quien afirme que los feminicidios han disminuido, miente. Y es un falsario: cada año se han perpetrado más asesinatos de este tipo: en 2016 hubo 607; en 2017, 742; en 2018, 898; en 2019, 942; en 2020, 946.

En los primeros diez meses de este año (hasta ahí llegan este viernes las cifras actualizadas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Público) se registraron 777 feminicidios, un promedio de 2.55 casos por día, similares a los 2.67 del año pasado. La tendencia es al alza: en julio hubo 58, en agosto 70, en septiembre 78 y en octubre, 80.

Vamos ahora a revisar los datos de homicidio doloso de mujeres. Si tomamos en cuenta el mismo periodo utilizado para los feminicidios, es decir, a partir de 2015, también la tendencia observada es al alza: en aquel año hubo mil 734 homicidios dolosos y el año pasado se perpetraron dos mil 746, lo que representa casi 1.6 veces más, un crecimiento porcentual de más del 58%. Dicho de otro modo, en 2021 hubo 58% más mujeres asesinadas que en 2015.

En 2021 descendieron ligeramente los homicidios dolosos de mujeres respecto a 2020 (hubo 55 menos), y en 2020 disminuyeron con relación a 2019 (74 menos), lo que parecía marcar una tendencia descendente, pero este año, hasta octubre, se documentaron dos mil 378 casos, lo que da un promedio mensual de 237 asesinatos, contra los 228 del año anterior. De hecho, junio de 2022 ha sido el peor mes en estos siete años de referencia, con 282 homicidios, un promedio de 9.4 casos por día.

Debemos sumar ambos delitos: si juntamos los dos mil 746 homicidios dolosos de 2021 y los 978 feminicidios del mismo periodo tenemos la barbaridad de 3 mil 724 mujeres asesinadas el año pasado. Son 310 niñas, adolescentes y mujeres asesinadas cada mes. ¿Qué sociedad tiene en su seno 310 feminicidas y asesinos cada mes? Habrá algunos perpetradores que reincidan, seguro, con tanta impunidad existente, pero en México el año pasado andaban por ahí sueltos 300 feminicidas y asesinos.

De verdad no dejemos de recordar: en promedio, al menos diez niñas, adolescentes y mujeres fueron masacradas cada día en 2021. Fueron cinco vidas truncadas cada doce horas en algún punto de este país. Existencias, no cifras. Cuando menos dos cada seis horas.

¿Y en 2022? Entre feminicidios y asesinatos dolosos se contabilizaron, hasta octubre, 3 mil 115 casos, 315 por mes, cinco más que en 2021.

Además, este es un país muy violento con mujeres sobrevivientes: el año pasado hubo 62 mil 369 casos de mujeres víctimas de lesiones dolosas. Por favor lea la cifra de nuevo y reflexiones cuántas mujeres fueron agredidas, golpeadas, azotadas, pateadas el año pasado: 62 mil 369. Cifra en crecimiento, ya que en 2020 habían sido 57 mil 495. En promedio fueron, el año pasado, al menos 170 mujeres violentadas cada día. Sí, 170, lo que equivale a siete mujeres agredidas cada hora, al menos tres cada media hora.

Y esos son los casos que se denuncian, imagine usted la cantidad de agresiones silenciadas. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (Envipe) 2022 del Inegi, de los delitos reportados el año pasado solo el 10.1% fueron denunciados ante el Ministerio Público o alguna Fiscalía estatal. Uno de cada diez. Dimensione: estaríamos hablando de alrededor de 561 mil 321 mujeres víctimas de lesiones dolosas en el país que no denunciaron a sus agresores.

Más de medio millón de mexicanas golpeadas y calladas, en total 623 mil 690 mujeres agredidas, entre las que denuncian y las que se ven imposibilitadas a hacerlo porque viven en terribles zonas de silencio.

¿Algo qué decir, machos? Los hombres debemos denunciar a hombres que agredan a mujeres. ¿O ustedes seguirán siendo cómplices para conservar a sus cuates misóginos?



« Juan Pablo Becerra-Acosta »