Nacional Mas Nacional


Sigue abierta herida por los 43 normalistas

Sigue abierta herida por los 43 normalistas


Publicación:27-09-2021
++--

Algunos estudiantes normalistas reprocharon la inacción del gobierno federal para investigar y dar con los culpables

Ciudad de México / El Universal Al grito de "porque vivos se los llevaron, vivos los queremos", la marcha por los siete años de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa entró al Zócalo capitalino. Dos horas después de que los padres de los estudiantes salieron del Ángel de la Independencia, llegaron al Zócalo seguidos de unas 2 mil 500 personas, quienes realizaron un mitin para exigir la aparición de sus hijos y castigo a los culpables. Durante su recorrido, algunos estudiantes normalistas, que acompañaron a los papás de los 43, reprocharon la inacción del gobierno federal para investigar y dar con los culpables de los hechos del 26 de septiembre de 2014. El mitin fue encabezado por Felipe De la Cruz, vocero de los padres de los 43 normalistas. "Hoy son 7 años de dolor, de sufrimiento, de llantos de las familias que hasta la fecha no sabemos el paradero de los 43", señaló. En la marcha, los normalistas, familiares de los estudiantes desaparecidos y simpatizantes de las víctimas realizaron el tradicional conteo de los 43 que permanecen desaparecidos. También algunos asistentes realizaron pintas en la vía pública. A siete años de la desaparición forzada de los 43 normalistas de Ayotzinapa, en Iguala, Guerrero, el Partido del Trabajo (PT) se comprometió a redoblar esfuerzos para conocer la verdad, esclarecer los hechos, y hacer justicia. A través de un comunicado, el Coordinador Nacional del PT, Alberto Anaya Gutiérrez, señaló que la tragedia de Ayotzinapa "es una herida abierta que ha lastimado profundamente a toda la sociedad mexicana". "Hoy se cumplen siete años de que los familiares de los jóvenes y el pueblo de México siguen buscando justicia y la verdad de lo que pasó aquella noche en Iguala. Aún sigue vigente el reclamo y la exigencia a las autoridades de continuar con la investigación y que los responsables tengan un castigo ejemplar", expuso. El legislador señaló que lo ocurrido en Ayotzinapa es un ejemplo claro de la corrupción e impunidad que se vivió en el gobierno neoliberal, que aunado a las deficientes investigaciones y la falta de voluntad, originaron la mal llamada "verdad histórica". Anaya Gutiérrez manifestó que, con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, los familiares de los 43 estudiantes desaparecidos tienen una nueva esperanza de conocer la verdad, pues "hay voluntad, acompañamiento, sensibilidad y determinación para que se haga justicia y se castigue con todo el peso de la ley a los responsables de estos trágicos hechos". En este sentido reconoció las gestiones que de manera personal está haciendo el Presidente para extraditar a México a Tomás Zerón, ex titular de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), que se encuentra en Israel, acusado presuntamente de manipular evidencia de la indagatoria, tortura y desaparición forzada. Finalmente, el líder del PT expresó su solidaridad con los familiares de los 43 y las miles de personas desaparecidas. "Seguiremos en la lucha hasta que se conozca la verdad y se haga justicia, porque ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!".

ALEXANDER, CHRISTIAN Y JHOSIVANI: TRES DE 43 IDENTIFICADOS

A siete años de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa solo tres jóvenes han sido identificados plenamente de entre los pocos indicios hallados en las inmediaciones del basurero de Cocula. —Alexander, Christian y Jhosivani El primero en ser identificado fue Alexander Mora, cuyos restos se hallaron en octubre de 2014 en el río San Juan, junto al basurero de Cocula. Alexander fue identificado por una muela y un pedazo de hueso encontrados en río de Cocula. Con este hallazgo se trató de fundamentar la llamada "versión histórica" de la entonces Procuraduría General de la República (PGR) de Jesús Murillo Karam y Tomás Zerón de Lucio. El Equipo Argentino de Antropología Forense avaló la identidad de Alexander, pero no el lugar en donde fueron encontrados los restos. Apenas en 2020, los restos óseos de un segundo normalista, Christian Rodríguez, fueron identificados por la Universidad de Innsbruck. El joven tenía 19 años cuando desapareció y creció en el barrio de Santiago en Tixtla, Guerrero. Le gustaba pasar sus horas en el Centro Cultural de Tixtla y bailaba en el grupo de danza folklorica Xochiquetzal. Por último, el laboratorio de genética de la Universidad de Innsbruck, en Austria, confirmó la identidad del tercer normalista, Jhosivani Guerrero, en septiembre de 2021. Los restos de Christian y Jhosivani fueron encontrados en un lugar diferente al basurero y al río de Cocula, la barranca de La Carnicería. —¿Qué pasó con los normalistas de Ayotzinapa? El 26 de septiembre de 2014 un grupo de estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, de entre 17 y 25 años, acudieron a la ciudad de Iguala, en donde "boteaban" para obtener recursos para acudir a la marcha del 2 de octubre en la CDMX. Como parte de las acciones que los normalistas realizaban, "tomaron" cinco camiones de pasajeros, lo que ya habían hecho en otras ocasiones, para trasladarse de Iguala a la Ciudad de México. Sin embargo, la noche del 26 de septiembre policías municipales impidieron el paso de tres de los camiones que circulaban por calles centrales y dos más que se encontraban en avenidas periféricas de Iguala. Según los testimonios de algunos estudiantes que sobrevivieron a esa noche, los policías municipales dispararon en contra de los autobuses en los que viajaban los normalistas. Los uniformados iban acompañados de civiles, que posteriormente fueron identificados como miembros del grupo criminal Guerreros Unidos. En "verdad histórica" de caso Ayotzinapa se torturó y se manipuló evidencia: fiscal Gómez Trejo —¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos! Debido a la inconformidad de las familias sobre la llamada "verdad histórica", el gobierno solicitó la ayuda de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para crear el Grupo Interdisciplinario de Expertos Internacionales (GIEI), que investigó el paradero de los normalistas. Sin embargo, el GIEI, conformado por expertos en derechos humanos, denunció que las autoridades no les daban acceso completo a las investigaciones, lugares y testigos del caso Ayotzinapa. El equipo de expertos realizó dos informes en los que no avalaban la versión sobre la incineración de los jóvenes en el basurero de Cocula tras sus peritajes independientes y que tampoco se había investigado la línea sobre la droga en el quinto camión de pasajeros. A siete años de la desaparición de los normalistas, la exigencia de justicia de los familiares sólo crece, pues además de que rechazan la llamada "versión histórica", aseguran que el Ejército está involucrado en la desaparición de los jóvenes, lo que constituye uno de los puntos más irreconciliables en la investigación. A pesar de ello, parece que los familiares de los 43 llevan una mejor relación con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador que con el de Enrique Peña Nieto, aunque el caso Ayotzinapa permanece aún como una herida en México.



« El Universal »