Nacional Estados


Ordenan detener a Cabeza de Vaca

Ordenan detener a Cabeza de Vaca
Cabeza de Vaca.

Publicación:05-10-2022
++--

El exmandatario panista dejó el cargo el pasado lunes, 3 de octubre

CIUDAD DE MÉXICO.-Cuatro días después de que dejara el cargo, un juez de Distrito ordenó la detención del exgobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, por el delito de delincuencia organizada, por la presunta triangulación de más de 100 millones de pesos de recursos públicos vía contratos inmobiliarios entre 2014 y 2020.

Derivado de ello, el Instituto Nacional de Migración (INM) emitió una alerta para evitar que el panista salga del país. Fuentes de la Fiscalía General de la República (FGR) indicaron que se iniciará el trámite ante Interpol para solicitar ficha roja de aprehensión en su contra.

Tras enterarse, García Cabeza de Vaca acusó al gobierno federal de persecución política y de estar urgido de distractores. "Me entero por un comunicado de Segob (Secretaría de Gobernación) de una supuesta orden de aprehensión y alerta migratoria en mi contra.

"No me extraña esta nueva andanada en la persecución política. Al gobierno le urgen distractores. Mi defensa aportará la información pertinente. Basta de perseguir opositores", señaló en una red social.

Horas después, el Bufete Ruiz Durán, S.C., a cargo de la defensa de García Cabeza de Vaca, anunció que interpuso denuncias en contra de los ministerios públicos que solicitaron la orden de aprehensión y del juez que la giró por abuso de autoridad.

El despacho de abogados afirmó que la FGR estaba obligada a cancelar inmediatamente el mandamiento judicial contra su cliente, derivado de las resoluciones de las controversias constitucionales 50/2021 y 70/2021 emitidas por la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

  

Refirió que la FGR solicitó dejarlo sin efecto hasta el 28 de septiembre cuando debió hacerlo desde el 18 de agosto, sin que hasta esta fecha se hubiera notificado a las instancias correspondientes.

  


« El Porvenir / Juan Emilio Aguillón »