Nacional Instituto Nacional Electoral


Ley obliga a INE a proteger datos personales


Publicación:23-01-2020
++--

Los datos biométricos “no se entregan a nadie”, a ningún partido político, institución financiera o dependencia pública

Ciudad de México.-El Instituto Nacional Electoral (INE) está obligado por la Constitución y la Ley Federal de Protección de Datos Personales a resguardar los datos y la información personal de las y los mexicanos, afirmó el director ejecutivo del Registro Federal de Electores (RFE), René Miranda. 

 Recordó que el organismo está en posesión de datos biométricos como el rostro y las huellas dactilares de millones de personas es decir, “no hay ninguna institución del Estado mexicano que tenga los datos tan actualizados y con elementos biométricos”.

 Los datos biométricos “no se entregan a nadie”, a ningún partido político, institución financiera o dependencia pública, y en los convenios firmados hasta el momento para identificación de personas, el INE recibe la información, la busca en su base y sólo confirma o rechaza la coincidencia de los datos, resaltó.

 En este marco, precisó que desde la creación de esta base de datos biométrica, el otrora Instituto Federal Electoral (IFE) y ahora el INE han tenido la forma de acceder a esta información para efectos de depuración, “y algunos otros servicios que hemos instrumentado, que tienden a darle más armas al ciudadano para cuidar su identidad, para proteger sus datos”.

 El titular del RFE comentó en un comunicado que los datos personales recabados están protegidos por las leyes Federal y General de Transparencia y Acceso a la Información Pública, así como la Ley General de Protección de Datos Personales en Posesión de Sujetos Obligados.

 De tal suerte que serán incorporados y tratados en los Sistemas de Datos Personales del Registro Federal de Electores, mismos que se encuentran registrados en el Listado de Sistemas de Datos Personales en posesión del INE.

 Hizo hincapié en que el INE no escatima en seguridad y que los módulos de Atención Ciudadana se encuentran en ambientes seguros y aislados “que garantizan que, desde la captación de datos hasta las bases centrales, la información viaja de manera segura, encriptada y con todos los candados y blindajes necesarios”.

 El director ejecutivo del Registro Federal de Electores explicó que el Artículo Cuarto de la Ley General de Población, que data de 1992, establece que para la creación de un sistema de identidad ciudadana “el Instituto Federal Electoral tendría que entregar la base de datos ciudadana”.

 Detalló que en 1992 el entonces IFE era un órgano del gobierno y éste a su vez organizaba las elecciones. El presidente del Consejo General era el secretario de Gobernación y se entiende que “la ley haya previsto un transitorio donde se establecía claramente que, para la construcción de un sistema de identidad, el IFE le brindara la información de los electores al Renapo (Registro Nacional de Población)”.

 Pero, acotó, “el país ha cambiado, al agregar que en 1996 hubo una reforma electoral que le dio la autonomía al Instituto Nacional Electoral, se reforzó la confidencialidad y la rectoría de los datos, además de que en 2000 se expidió la Ley de Transparencia y Protección de Datos Personales.

 “El universo de 90 millones de ciudadanos que se encuentra en el Padrón Electoral, es gente real, con derechos y obligaciones, que tiene la posibilidad de decidir si quiere que se comparta su información o no y para qué fines”.

 En este sentido, resaltó que antes de 1990 el Padrón Electoral era poco confiable y se daba un uso político a la base de datos. “Un acto político trascendental en esas fechas fue construir un Padrón Electoral desde cero -padrón base cero- y se inició con un censo poblacional de mayores de 18 años”.

 Al mismo tiempo, se construyó un órgano de supervisión y vigilancia permanente que es la Comisión Nacional de Vigilancia, en donde están representados todos los partidos políticos con registro nacional y al mismo tiempo se implementaron 32 comisiones locales de vigilancia y 300 distritales.

 “Esto ha permitido que los partidos políticos acompañen de manera permanente cada actividad registral, cada movimiento que se realiza al RFE es supervisado por ellos. Cada que hay elecciones los partidos supervisan esta base de datos y las listas nominales, lo que ha dado como resultado que se llegue a elecciones sin cuestionamientos de los actores de la contienda”, puntualizó.



« Notimex »