Nacional Estados


Las armas, son para defender tierras: comuneros chiapanecos

Las armas, son para defender tierras: comuneros chiapanecos


Publicación:16-11-2021
++--

Las armas que tomaron los ejidatarios de la comunidad Rafael Cal y Mayor son para "defender el territorio"

SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS, Chis.- Las armas que tomaron los ejidatarios de la comunidad Rafael Cal y Mayor son para "defender el territorio", porque después del fallo de Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que determinó que 160 mil hectáreas de territorio chiapaneco deberán pertenecer a Oaxaca, "nos ha dejado solos" y ahora es el único camino que les queda para "defendernos", declararon habitantes del área. Una comisión de ejidatarios de Cal y Mayor se trasladó a Tuxtla para tratar de hablar con funcionarios de la Secretaría de Gobierno, en un intento para evitar que su territorio pase al estado de Oaxaca. Los campesinos aseguraron que después del fallo de la SCJN, "nos hemos quedado solos cuando más lo necesitábamos porque ni los diputados federales, senadores de Chiapas o la alcaldesa de Cintalapa, Alejandra Aranda, han alzado la voz para defender el territorio". "Los campesinos tampoco no estamos dispuestos a perder lo que nos corresponde por ley", aseguró el comisariado ejidal de Rafael Cal y Mayor, Heriberto Cruz Ramírez, por lo que "por acuerdo en toda la zona", tomaron las armas para poder defender el territorio que poseen desde hace medio siglo. La guardia comunitaria, como llaman a los hombres armados que ya realizan recorridos por el área que deberá pertenecer a Oaxaca, "es para defender" el territorio, "nuestro patrimonio que tenemos", expuso a los medios de comunicación. "La lucha es justa para defender algo que es nuestro", como son las siete mil 400 hectáreas de la comunidad, de las 160 mil que estaban en territorio chiapaneco y que ahora deberán pertenecer a Oaxaca. Pero habitantes de comunidades cercanas a Rafael Cal y Mayor manifestaron su molestia para la presencia de los hombres armados, según denunciaron. Los habitantes que se encuentran en los alrededores de Rafael Cal y Mayor, no tienen problemas para poder entrar a la comunidad para abastecerse de alimentos, contrario a los de Santa María Chimalapas, Oaxaca, que viven atemorizados por los hombres armados. "A nosotros no nos han dicho nada, porque el problema, no es con los campesinos, si no con el gobierno (...) con la Suprema Corte que dio el fallo a favor de Oaxaca. Con nosotros está libre el paso. A nosotros no nos van a decir nada", informó un campesino de la zona. Y agregó que los hombres armados "que se hacen pasar como defensas comunitarias", ha traído molestia, porque incluso algunos habitantes de Rafael Cal y Mayor "no están de acuerdo" con el uso de las armas, pero otros han manifestaron su beneplácito, "pero otros no lo ven bien". Los habitantes de Rafael Cal y Mayor buscan llegar a Santa María Chimalapas (Oaxaca) o a Cintalapa (Chiapas), para ver cómo van trabajar ahora con las autoridades, porque "no les queda más que aceptar que ser oaxaqueños". Entre los acuerdo en Rafael Cal y Mayor, es que a partir de ahora, no van a permitir la entrada de más gente en la zona, porque en los últimos años llegaron familias de varias regiones de Chiapas a comprar terrenos, por lo que "tomaron un acuerdo para no meter más gente de otros lados, porque los que ya están ya están".


« El Universal »