##ctrlhtmlheadnotanoticia##
##ctrlheader##

Nacional Dependencias Federales


Hasta una generación, los efectos del Covid

Hasta una generación, los efectos del Covid
Las nuevas generaciones cargarían también con las secuelas de esta pandemia.

Publicación:24-08-2020
++--

Podría ser un prolongado periodo de tasas de interés reales deprimidas que duraría hasta dos décadas

Las consecuencias económicas por el Covid-19 sobre el empleo y el comercio podrían persistir al menos una generación, advirtieron académicos de la Universidad de Davis, California.

Una de ellas podría ser un prolongado periodo de tasas de interés reales deprimidas —algo parecido a un estancamiento secular— que podría durar al menos dos décadas, explicaron.

Destacaron que el estancamiento secular sería un problema para la política de estabilización monetaria y fiscal durante las dos próximas décadas o más.

En el estudio "La larga resaca económica de la pandemia", difundido por el Fondo Monetario Internacional (FMI), ponen de relieve que la historia demuestra que las secuelas del Covid-19 podrían acompañarnos durante años.

##ctrlnotapublicidadparrafo##

Los profesores de economía, Oscar Jordá, quien además es el asesor principal de la Reserva Federal de San Francisco; Sanjay R. Singh y Alan M. Taylor, señalaron que hasta ahora, se ha centrado la atención en los efectos de corto plazo de las estrategias de mitigación y contención.

A medida que los gobiernos han lanzado programas fiscales a gran escala para contrarrestar la pandemia, consideraron que es importante comprender cuál será el panorama económico en los siguientes años.

Las 15 pandemias

Por eso es importante echar una mirada a las secuelas de las 15 grandes pandemias que han ocurrido a lo largo de la historia, desde la peste negra ocurrida en el siglo XIV hasta la provocada por la influenza HIN1, recomendaron.

Los estudios históricos suelen centrarse en un suceso ocurrido en un país o una región y siguen los resultados locales remontándose como máximo a una década, ponderaron.

Pero en el caso de las grandes pandemias, hicieron ver que los efectos repercuten en economías enteras o en regiones más amplias por dos razones: el contagio es generalizado o la integración del comercio y los mercados termina propagando el shock económico a todo el planeta.

En el nuevo estudio, los académicos de la Universidad de Davis adoptaron un enfoque mundial para analizar las consecuencias macroeconómicas de las pandemias en una serie de economías europeas que provocaron como mínimo 100 mil decesos.

Tasas reales

Jordá, Singh y Taylor señalaron que las grandes pandemias del milenio pasado generalmente estuvieron seguidas de bajas tasas de rendimiento de los activos.

Medidas en función de la desviación de la tasa de interés natural, estas respuestas indican que las pandemias están seguidas de periodos sostenidos —durante varias décadas— de tasas de interés reales deprimidas.

Explicaron que eso puede reflejar la falta de inversiones necesarias, debido al exceso de capital por unidad de mano de obra superviviente, una mayor voluntad de ahorro por precaución, más incertidumbre o el deseo de reconstruir el patrimonio, o ambos factores.

De tal manera que si las tendencias históricas que han ponderado en este estudio se repitieran tras el Covid-19, estimaron que el estancamiento secular sería un problema para la política de estabilización monetaria y fiscal durante las dos próximas décadas o más.

Consideraron que para poder una caída de la tasa de interés natural de 1.5% a 2% en esta actual pandemia, se deben tomar en cuenta algunos factores que probablemente atenúen esa reducción.

En primer lugar, indicaron que la letalidad del Covid-19 dentro de la población total podría ser menor que la de otras grandes pandemias si la atención médica y las medidas sanitarias modernas son más eficaces.

Explicaron que la tasa de interés natural real, es decir, descontando la inflación, es un barómetro económico importante.

Para explicarlo, comentaron que a medida que la población se vuelca a la moderación, la oferta relativa de ahorro aumenta, y cuando el ritmo subyacente de crecimiento disminuye, la inversión pierde atractivo; en ambos casos, la tasa natural baja para restablecer el equilibrio.



« El Universal »
##ctrlfooter## ##ctrlhtmlbodyendnotanoticia##