Nacional Ciudad de México


Esta es la mujer de Amajac que tomará el sitio de Colón

Esta es la mujer de Amajac que tomará el sitio de Colón


Publicación:13-10-2021
++--

El 10 de octubre de 2020, sin aviso, autoridades capitalinas retiraron las figuras de bronce de Cristóbal Colón y de los frailes

CIUDAD DE MÉXICO.- La señora de Amajac, una escultura descubierta apenas en enero pasado, que mide 2 metros de altura del Posclásico Tardío (1450-1521 d.C.), fue seleccionada por autoridades de la Ciudad de México para que ocupe el espacio del Monumento a Colón en Paseo de la Reforma.
El 10 de octubre de 2020, sin aviso, autoridades capitalinas retiraron las figuras de bronce de Cristóbal Colón y de los frailes Pedro de Gante, Bartolomé de las Casas, Juan Pérez de Marchena y Diego de Deza, para ser restauradas. Después informaron que se haría una consulta para decidir el futuro de las esculturas, eso no sucedió y casi un año después, el 5 de septiembre, la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, dijo que en lugar del Colón sería instalada Tlali, obra de Pedro Reyes.
Ese anunció generó críticas y para el 14 del mes pasado, la funcionaria reculó e indicó que el Comité de Monumentos y Obras Artísticas en Espacios Públicos de la Ciudad de México (Comaep) definiría la obra para reemplazar a Colón, para la "descolonización" del Paseo de la Reforma.
Este martes, en el marco de los 529 años de la llegada de Cristóbal Colón a América, Sheinbaum dijo que una réplica de la señora de Amajac ocupará el lugar del conjunto escultórico.
Se trata de una pieza arqueológica encontrada el 1 de enero de este año, en una parcela de César Cabrera Cruz y su compadre, Alejandro Céspedes, en la comunidad de Hidalgo Amajac, municipio de Álamo Temapache, Veracruz.
María Eugenia Madonado, investigadora del Centro INAH-Veracruz, realizó el salvamento arqueológico y detalló que es una escultura de 2m de largo. La figura humana mide 1.45 m de pies a tocado, y la espiga, 55cm. El ancho máximo es de 49 cm y el espesor promedio de 25 cm.
También pudo determinar que estaba en buen estado de conservación y planteó que se trataba de una figura de la cultura huasteca: "La confirmación de esa propuesta no va a ser necesaria, porque geográficamente, la zona de Tuxpan (donde se halló), se considera parte de la huasteca. Además, la pieza tiene un aspecto que tienen el resto de las esculturas huastecas femeninas. La diferencia —y por eso decimos que es única— es que su tocado no es propio de la región, pero tiene la vestimenta y en el pecho tiene un pectoral llamado oyohuali, presente en otras figuras de la región", dijo Maldonado.
Por el momento, agregó, no se tienen planeados otros estudios en la joven Amajac, sobre todo porque si se le realizan estudios de radiocarbono, se obtendrá la datación de la roca, no de la escultura, aunque sí podría estudiarse el tipo de piedra que es para determinar su origen.
Maldonado Vite detalló en entrevista que el de Amajac es un sitio sin explorar: "En el 47 hubo un arqueólogo que pasó por ahí y dijo que Hidalgo Amajac tenía un sitio arqueológico, pero su material es resguardado por el Museo de Historia Natural de Estados Unidos y no ha salido a la luz pública". Para resarcir ese vacío se hará un proyecto de investigación pues se han avistado vestigios arqueológicos.
La señora de Amajac fue trasladada a la Ciudad de México para que forme parte de la exposición La Grandeza de México. Sin embargo, las autoridades capitalinas no informaron cuándo se realizará la réplica.


« El Universal »