Nacional Estados


Despiden al periodista "leal y hermético"

Despiden al periodista leal y hermético


Publicación:07-05-2022
++--

Destacó al columnista como "discípulo de la mismísima Elena Poniatowska

CULIACÁN, Sin.- Enormes ofrendas florales rodearon el féretro del periodista Luis Enrique Ramírez Ramos, acompañado casi en todo momento por su madre, tres hermanos y compañeros de profesión que acudieron a la funeraria del Sector Montebello a despedirse del comunicador. Una enorme foto de Luis Enrique fue colocada a un costado; su expresión era como todos lo recordaron: amigable, serio, pero a la vez accesible. Sobre el ataúd descansó el ramo de rosas rojas de su madre y sus hermanos. Al costado fueron colocadas las coronas de sus demás familiares, amigos y asociaciones que lamentaron la pérdida; todas con rosas rojas. Hasta la casa funeraria acudieron amigos, familiares y algunas figuras políticas para despedirse del columnista del diario El Debate y fundador del portal Fuentes Fidedignas, quien fue cremado la noche de ayer. Carlos Velázquez Martínez, casi mentor de Luis Enrique y quien lo apoyó para incorporarse al principio de su carrera en el Diario de Sinaloa como auxiliar de cables, lo definió como "un joven sumamente callado, con una actitud nerviosa, con un temblor de piernas continuo". "Luis Enrique era un hombre muy reservado, con una ansiedad a flor de piel que lo externaba, aún sentado con movimientos continuos de sus piernas. Abrazaba con la mano izquierda la máquina de escribir y con un dedo de la derecha tecleaba sus notas, entrevistas y crónicas que lo llevaron a 14 premios de periodismo". En un artículo de su portal, una de sus más cercanas colaboradoras y editora general, Marissa Palafox, lo recordó como "un ser humano sincero, encantador, hermético y leal". Destacó al columnista como "discípulo de la mismísima Elena Poniatowska, quien incluso lo llegó a ver como un hijo al que admiraba en demasía por su manera de comunicar". Previamente, el gobernador Rubén Rocha Moya (Morena), amigo de Luis Enrique, lamentó su asesinato y refirió que cuando fue candidato a la gubernatura en 1998, el periodista fue su jefe de prensa. "Recordábamos juntos, en una conversación, hace unos días, una serie de anécdotas de aquellos tiempos difíciles", relató el mandatario en un video, donde expresó sus condolencias y se comprometió a que el crimen será esclarecido. Sobre el caso, la fiscal general del estado, Sara Bruna Quiñonez, detalló que, de acuerdo con diferentes testimonios, Luis Enrique fue privado de su libertad cerca de las tres de la mañana por varios hombres que lo subieron a la fuerza a un vehículo color blanco; horas después, su cuerpo fue hallado envuelto en plásticos cerca de la colonia Antorchista.


« El Universal »