Nacional Mas Nacional


Desechan apelación a sentencia del "Padre Meño"


Publicación:31-01-2020
++--

El proceso contra Riojas Martínez inició en abril de 2017, con la denuncia de la víctima.

SALTILLO, Coah./EL UNIVERSAL.-         

Juan Manuel Riojas Martínez, el "Padre Meño", exrector del Seminario Menor de Piedras Negras, seguirá preso más de una década por haber abusado sexualmente de un seminarista menor de edad.

Tres magistrados del Tribunal de Alzada del Sistema Penal Acusatorio, del Poder Judicial del Estado de Coahuila, desecharon por unanimidad de votos la apelación promovida por la Defensa del imputado, por (la supuesta) violación al debido proceso y ratificaron la sentencia de 13 años de prisión a Juan Manuel Riojas Martínez.

En la audiencia celebrada este jueves en el Centro de Justicia Penal aquí en Saltillo, el Tribunal revalidó la condena por los delitos de Violación Calificada y Violación Calificada en Grado de Tentativa contra Javier, quien estudiaba en el Seminario en el año de 2015.

"Meño" afirmó que el confiaba en la justicia, sin embargo, manifestó sentirse agraviado por la primera sentencia la cual, según declaró, "fue basada en puras mentiras".

El proceso contra Riojas Martínez inició en abril de 2017, con la denuncia de la víctima.

Como la policía no lo encontraba, la entonces Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) ofreció una recompensa a quien informara donde localizarlo. Él se entregó a las autoridades en octubre del 2018.

"Fue un golpe muy duro para la Iglesia Católica", afirmó entonces el obispo de la Diócesis de Piedras Negras, Alonso Gerardo Garza Treviño.

Hace casi siete meses y medio, el 14 de mayo de 2019, tres jueces penales de Piedras Negras emitieron una nueva sentencia y le redujeron a "Meño" dos años de cárcel, de 15 a 13 años.

Acataron la resolución de los magistrados de la Sala Colegiada Penal del TSJ que el 10 de abril revocó parcialmente la condena impuesta al ahora exreligioso.

El cura, que continuará recluido en el Centro Penitenciario de Piedras Negras, perdió sus derechos del ministerio, y aunque pague su deuda con la sociedad ya no podrá volver a oficiar misa porque quedó fuera de la Iglesia Católica.

Sin embargo, el abogado del sacerdote se declaró inconforme con el resolutivo de este jueves.

Aseguró que apelarán a la tercera y última instancia, que es la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y confían en que revocará la sentencia.



« El Universal »