Nacional Estados


Buscan devolverle a Cancún normalidad

Buscan devolverle a Cancún normalidad


Publicación:09-10-2020
++--

La CFE informó este jueves que se había restablecido 90% del suministro en la península de Yucatán.

CANCÚN, QR.- Este jueves, el día en que se celebra el 46 aniversario de la declaración del territorio de Quintana Roo como estado, Cancún trabajaba para recuperar su normalidad. El problema que persistía era la falta de energía eléctrica en varias colonias, lo que también afectaba los servicios de telefonía e internet, mientras que las cuadrillas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y Telmex continuaban los trabajos. La CFE informó este jueves que se había restablecido 90% del suministro en la península de Yucatán y que el otro 10% restante quedaba en áreas inundadas, donde esperaban la autorización de Protección Civil para ingresar. Por su parte la Secretaría de Seguridad Pública de Cancún reportó que alrededor de 150 semáforos no funcionaban y 155 postes de luz habían sido dañados. En cuanto a edificios, cinco tiendas y tres farmacias presentaron daños en estructura. Este jueves en las calles había más tránsito y circulación de personas; el transporte público funcionaba de manera normal desde temprano. Los grandes comercios estaban abiertos, pero los negocios más pequeños permanecían cerrados. Algunas personas se tenían que mover a centros comerciales o a la zona hotelera para tener señal de internet.

DESCARTAN EMERGENCIA EN YUCATÁN

En Yucatán, la entidad retomó sus actividades comerciales y, tras una semana de lluvias, ayer fue el primer día con sol. El gobierno estatal y el ayuntamiento de Mérida evaluaban los daños, que en su mayoría eran inundaciones en estacionamientos y en colonias del sur y poniente de la ciudad. El secretario de Marina, José Rafael Ojeda Durán, consideró que no será necesaria la declaratoria de emergencia, ya que el meteoro "nos trató bastante bien". Sin embargo, agregó que se evaluarán los daños en toda la región.

"SE CURAN" DEL SUSTO TRAS "DELTA"

Un día después del temor comunitario por el embate del huracán "Delta", turistas y residentes volvieron a las playas, cuya infraestructura se vio afectada por el ciclón degradado a categoría 2, al tocar tierras quintanarroenses. Nadando y tomando el sol en pareja, con amigos o en familia, centenas de personas "se curaron el susto" durante el día en la Playa Gaviota Azul, ubicada en Plaza Forum. Ubicada en Punta Cancún y rodeada de bares, restaurantes, cafeterías, discotecas y hoteles, la playa lucio una vista espléndida, con el mar azul, la arena blanca y suave de sus mejores años, sin sargazo en las orillas. El escalón de arena que tradicionalmente se observaba ahí desde hace una década, luego de la restauración de playas, se recorrió varios metros hacia los hoteles y condominios, dejando una plancha de fina arena que se extendía varios metros hacia el mar. Niñas, niños, jóvenes y familias disfrutaron del sol, del agua clara y de un clima cálido, característico del Caribe, imagen distante a la vivida aquí, hace apenas uno o dos días. Sin embargo, durante el recorrido realizado, se observó que la caseta de los guardavidas, habilitada por Protección Civil, fue destruida por los vientos de "Delta", que lastimó también las fachadas de Plaza Forum, del lado de la playa y del bulevar Kukulkan. En la misma zona, las discotecas y bares también resultaron afectados. El Palazzo, con 13 años de antigüedad, quedó, literalmente destruido; la fachada de la discoteca Cocobongo quedo parcialmente dañada. Los comerciantes de la zona, ubicados en el Mercado Coral Negro, abrieron sus puertas para la venta de artesanías y souveniers. Algunos restaurantes y bares ya se encuentran abiertos. Kilómetros más adelante el acceso al Mirador de Playa Delfines fue restringido. Esta es una de las playas que habían sido abiertas a la población, luego del cierre derivado por la contingencia del coronavirus Covid-19. Autoridades colocaron cinta amarilla para impedir el paso, pero eso no impidió que vacacionistas y habitantes acudieran al sitio para contemplar los colores del mar.



« El Universal »