Nacional Ciudad de México


Arriesgan su vida para evitar pago

Arriesgan su vida para evitar pago


Publicación:20-01-2022
++--

Los conductores ponen en peligro su vida y la de los trabajadores que se encuentran en las inmediaciones de esa infraestructura localizada en Ecatepec.

CIUDAD DE MÉXICO/EL UNIVERSAL.- Para no pagar la cuota en la caseta de Las Américas, los conductores ponen en peligro su vida y la de los trabajadores que se encuentran en las inmediaciones de esa infraestructura localizada en Ecatepec. En dos videos grabados por las cámaras de la concesionaria se aprecia cómo el chofer de un vehículo particular compacto color blanco arrolló a uno de los empleados de la empresa cuando cruzaba por uno de los carriles. En las imágenes se observa que uno de los choferes de una camioneta paga la cuota a la cajera y después se levanta la pluma para que pueda pasar, pero cuando avanza aparece otro auto atrás, el conductor acelera para librar la pluma y en ese momento se atraviesa un empleado, quien pretende caminar de un carril a otro y es embestido por la unidad, luego el responsable huyó del lugar. En otro video se ve al chofer de un auto que se detiene y mueve la pluma de la caseta para que pueda cruzar sin pagar, en ese momento pasa un tráiler a toda velocidad a un costado del carril, para su fortuna lo puede eludir para que no lo atropelle, pero su auto es arrastrado por el tractocamión.

MOTOCICLISTAS DESAFÍAN EL COBRO EN LAS AMÉRICAS

Los motociclistas prefieren desafiar al sistema ponchallantas que pagar el peaje en la caseta de Las Américas, en el municipio de Ecatepec, Estado de México. Ellos aprovechan cualquier espacio para esquivar la pluma y las puntas metálicas sin dañar sus neumáticos. Este miércoles durante la mañana, al menos 15 motociclistas cruzaron por alguna de las 18 garitas sin desembolsar los 31 pesos del cobro por el uso del Circuito Exterior Mexiquense. Así, sin un intento por detenerse, la mayoría de los conductores cruzaba por el espacio que queda a la orilla de la pluma. No se detenían para evitar la plena y sólo se frenaban para mirar las nuevas barras metálicas. Una vez saciada su curiosidad, aceleraban para continuar su camino sin que nadie intentara detenerlos. No hubo ningún empleado que los alentara a pagar ni policía que los multará. Y ante la pregunta de por qué no había policía que alcanzará a los motociclistas, los guardias respondían que ellos tenían la orden de vigilar que la caseta no fuera tomada por los grupos de Resistencia Civil de Ecatepec.



« El Universal »