Nacional Estados


Afectan inundaciones negocios familiares en Hidalgo

Afectan inundaciones negocios familiares en Hidalgo


Publicación:11-09-2021
TEMA: #Tula  
version androidversion iphone
++--

Las marcas de la tragedia son visibles en paredes húmedas y vidrios rotos

TULA, Hgo./EL UNIVERSAL.- Casi 80 horas después de la inundación de cientos de locales comerciales en esta ciudad, sus propietarios pudieron entrar a los inmuebles para tratar de rescatar mercancía, mobiliario, enseres y equipo de cómputo, que la madrugada del martes pasado quedaron bajo las aguas negras. Las marcas de la tragedia son visibles en paredes húmedas y vidrios rotos, pero también en el ánimo de los comerciantes, que se enfrentan a la incertidumbre de lo que vendrá, pues se quedaron sin su fuente de ingresos. "Es el ingreso principal de mi familia. Todo lo que ha llevado construir cinco o seis años, en un abrir y cerrar de ojos se perdió por esta afectación", lamentó Moisés Calderón, propietario del restaurante bar Drink Colors, sobre la avenida Melchor Ocampo, frente al hospital del IMSS, en el centro de Tula. Cuantificó el monto de la pérdida económica en 700 mil pesos: tres refrigeradores, dos congeladores, cuatro pantallas de televisión, 20 sillones, 40 mesas con sillas, equipo electrónico de audio, hornos de microondas, cristalería y cajas de cerveza. "Prácticamente es pérdida total de todo el establecimiento", en el que laboraban 25 personas. Entre los cientos de comercios afectados, la inmensa mayoría son pequeños negocios familiares, como la panadería de María Dolores Mayorga Gómez, quien lanzó un urgente llamado de auxilio a los gobiernos federal, estatal y municipal, con el fin de que apoyen con recursos económicos la recuperación de todos los negocios afectados. "Esto necesitamos echarlo adelante ya, porque es la economía de muchas familias. Mis amigos, que son mis vecinos y que conozco del centro, igual, su patrimonio de 30 años se fue a la basura y no hay manera de recuperar tantos años", señaló. Añadió que en su micronegocio trabajan 12 personas que se han quedado sin su fuente de ingresos y no pueden esperar a que las autoridades se decidan a aplicar un programa de rescate, por lo que es urgente que empiecen a fluir los recursos presupuestales para este tipo de contingencias. "Yo tengo que ver la manera de salir adelante lo más pronto posible, porque de mí dependen muchas más familias, madres solteras. Eso es lo que a mí más me preocupa, mi gente", apuntó en entrevista. La pequeña empresaria cifró en un millón de pesos su pérdida económica, puesto que detalló que el equipo de cómputo, su maquinaria, muebles, batidoras, hornos y laminadoras quedaron totalmente destruidos. "Y por higiene no podemos volver a utilizarlo. Es muy triste que todo el esfuerzo de trabajo, que con amor vas construyendo, en unos minutos — por negligencia o por azares de la naturaleza— se pierda", afirmó María Dolores frente a su local, el cual se encuentra inmerso en lodo. Isaí Castillo, propietario del local de internet Tula, ubicado a unos 250 metros del río, perdió sus 25 equipos de cómputo e impresoras, que tenían un valor de 400 mil pesos. Los comerciantes coincidieron en que, pese a la fuerza de la naturaleza, la tragedia se pudo haber evitado si se hubiera lanzado una alerta desde que se conoció que se incrementaría el caudal del río Tula. "Hay responsabilidad de las autoridades, ya que el gobierno tiene toda la tecnología para checar de manera satelital. Se pudo haber hecho algo", afirmó María Dolores Mayorga.


« El Universal »