Nacional Dependencias Federales


"Abrimos o morimos", protestan trabajadores de restaurantes

Abrimos o morimos, protestan trabajadores de restaurantes


Publicación:11-01-2021
++--

Restauranteros decidieron este lunes abrir sus puertas para dar servicio a los comensales en algunas de sus sucursales

CIUDAD DE MÉXICO.- Al grito de "abrimos o morimos" y tal como lo habían anunciado restauranteros de la Ciudad de México, en franco desacato a las restricciones impuestas por las autoridades ante el cierre de sus negocios durante el establecimiento de semáforo de riesgo en rojo, decidieron este lunes abrir sus puertas para dar servicio a los comensales en algunas de sus sucursales, es el caso de la cadena Sonora Grill, quien en punto de las 13:00 horas abrió su servicio al público en el establecimiento de la colonia Nápoles.
El gerente general de la sucursal Daniel Guzmán señaló que es insostenible la situación para su personal, "queremos piso parejo con todos, pues los comerciantes informales como puestos callejeros y tianguistas están operando sin ningún impedimento por parte de las autoridades".
La cadena de restaurantes abrirá cuatro de sus establecimientos: Nápoles, Santa Fe, Miyana y Reforma, sin embargo sólo un grupo reducido de su personal está laborando, pero están siendo muy cuidadosos con las medidas de higiene muy estrictas para prevenir riesgos sanitarios tanto sus trabajadores como clientes.
El gerente del restaurante indicó que abrirán sus establecimientos de lunes a domingo desde 13:00 hasta a las 19:00 horas, sus clientes podrán degustar de su menú acostumbrado tanto de bebidas como alimentos.
Al cuestionarlo sobre si no temen que las autoridades clausuran sus negocios, Daniel Guzmán precisó que están abiertos al diálogo con las autoridades, pues quieren hacerles saber la situación tan precaria en la que se encuentran sus negocios y sobre todo su personal.
En tanto, a unos metros de distancia unos 30 trabajadores del restaurante de pescados y mariscos Fisher's hicieron una protesta al grito de "abrimos o morimos", agitando y golpeando cacerolas, en protesta por el cierre de servicios en sucursales.


« El Universal »