Monitor Más Monitor


VMware ya no dará soporte al Mac Pro de 2019

VMware ya no dará soporte al Mac Pro de 2019
Mac Pro llega (de momento) más lejos que Apple Silicon

Publicación:10-09-2021
++--

La transición de Apple a su nueva arquitectura basada en ARM comienza a cobrarse sus primeras víctimas.

 Y una de las más dolorosas, puede ser el Mac Pro de 2019, una auténtica bestia de la computación, pensada para servir a los profesionales más exigentes pero que ahora ve cómo está a punto de perder a uno de sus socios clave en el terreno de la virtualización y el despliegue de máquinas virtuales: VMware.

La noticia saltaba a principios de esta semana. De modo sorpresivo, la compañía publicaba un breve anuncio en uno de sus blogs corporativos: «Aunque VMware no hace comentarios sobre la futura compatibilidad de hardware para nuestra plataforma ESXi, creímos que se justificaba una actualización para nuestros clientes que han estado preguntando sobre la compatibilidad con el Apple 2019 Mac Pro 7,1».

A continuación, la compañía daba la noticia que muchos de los clientes que habían estado preguntando, estaban temiendo escuchar: «»VMware no va a seguir con la certificación de hardware del Mac Pro 7,1 de 2019 de Apple para ESXi». La noticia desde luego resulta aún más sorprendente si tenemos en cuenta que VMware añade a continuación que la compañía sí que va a seguir manteniendo el soporte tanto para Mac Mini de 2018 (8,1), como para el anterior Mac Pro (6,1) de 2013.

¿A qué se debe esta decisión? Según la multinacional, los desafíos que se han presentado a partir del COVID-19, como el anuncio de Apple de transicionar desde x86 a Apple Silicon, serían los motivos por los que se justifica la medida. Y sin embargo...

Mac Pro llega (de momento) más lejos que Apple Silicon

A día de hoy, los profesionales que necesitan una workstation basada en Mac OS, solo tienen una opción en el mercado: el Mac Pro de 2019. Y de momento, tienen razones de peso para no necesitan más potencia.

La workstation de Apple tiene capacidad para ejecutar procesadores Intel Xeon de hasta 28 núcleos, una docena de módulos de memoria en línea dobles (DIMMS), 1 TB de memoria RAM, 8 TB de almacenamiento interno, capacidad para hasta 4 GPUs, soporte para 6 monitores externos 4K... os hacéis una idea. Dicho de otra manera: tiene capacidad más que sobrada para dar respuesta a los requisitos mínimos que exigen las máquinas virtuales de VMware.

Y sí, es cierto que tal vez está no sea la carga de trabajo más demanda en un equipo como el Mac Pro, pero hay dos detalles que hay que tener en cuenta: el primero, que Apple solo permite que las máquinas virtuales de macOS se ejecuten en su propio hardware, incluso si están en la nube... por lo que se necesitan hosts Mac que sean potentes. Y el segundo, que con este mismo Mac Pro, Apple ofreció a las compañías la posibilidad de utilizarlo no solo como workstation, sino en una configuración de rack apilable.

Descartados pues los requisitos de hardware, solo queda determinar a qué se refiere VMware cuando habla de los «desafíos que se han presentado a partir del COVID-19». Aquí, una pista nos la dan los chicos de The Register.

Explican en este sentido en la publicación británica, que existe un proceso interno dentro de la compañía que que les obliga a solicitar financiación adicional para encarar este tipo de proyectos. Con la transición de Apple a su nueva arquitectura y teniendo en cuenta que VMware está a punto de poder ejecutar ESXi y su hipervisor Fusion en Apple Silicon, el entusiasmo por seguir dando soporte (financiando) al Mac Pro de 2019, se habría enfriado bastante.



« Especial »