Monitor Más Monitor


Un par de personas estafaron a Youtube

Un par de personas estafaron a Youtube
Más de 30 cargos de conspiración

Publicación:04-12-2021
++--

Cobraron 20 millones de dólares por copyright de música que nunca fue de ellos.

Dos hombres aprovecharon una falla en el sistema de detección de Youtube Content ID, para adjudicarse los derechos de algunas pistas musicales y realizar una estafa por más de 20 millones de dólares en ganancias.

Según reportes de Torrent Freak, Webster Batista Fernández y Jose Terán han sido acusados en los Estados Unidos por aprovecharse del sistema de detección para generar dinero argumentando poseían los derechos de más de 50 mil pistas.

Content ID es un sistema de reconocimiento de piratería que marca videos y música utilizada en los canales de los usuarios sin permiso. Con esto, el contenido infractor se puede eliminar o monetizar, dirigiendo los ingresos publicitarios de los titulares de los derechos, que puede convertirse en un negocio bastante lucrativo para los dueños.

Una estafa de cuatro años y 20 millones de dólares

En el caso "Estados Unidos de América contra Webster Batista Fernández y José Terán" revela una estafa masiva al sistema de Content ID que inició en algún momento de 2017 y duró por lo menos al 30 de abril de 2021, donde monetizaron la música de Youtube sobre la que no poseían los derechos.

Para esto la pareja se presentó a Youtube y a una compañía intermediara identificada como A.R. señalando que ellos eran los dueños de la música y que tenían los derechos a cobrar los "pagos de regalías" de la plataforma. Incluso utilizaron documentos falsificados que afirmaban ser de artistas donde se "declaraba" tenían los derechos para monetizar las pistas.

Batista y Terán a través de una empresa llamada MediaMuv celebraron en abril del 2017 un contrato con A.R., una entidad  encargada de administrar y emitir pagos a quienes reclaman la música en Youtube. En este documento MediaMuv afirmaba ser "escritor, editor, autor y titular de derechos de autor, así como creador" de una enorme biblioteca de obras musicales y aseguraban no violaban los derechos de terceros.

También tras asegurar que no entregarían contenido a A.R. si sospechaban que no estaban autorizados para su uso comercial y monetización, declararon su biblioteca y la subieron a Youtube, donde A.R se encargó de hacer cumplir los reclamos de contenidos y pagar las regalías.

Según la acusación, en total A.R. pagó a la pareja más de 20.77 millones de dólares, mientras que los artistas y creadores no obtuvieron nada.

Más de 30 cargos de conspiración

Hasta ahora 30 de los artistas más taquilleros se encuentran entre los afectados, aunque se estima que puede haber muchos más. Además, una gran cantidad de YouTubers también fueron víctimas de la estafa.

Derivado de la la acusación, sobre Batista y Terán pesan más de 30 cargos de conspiración por cometer fraude electrónico, lavado de dinero y robo de identidad agravado.

Además el jurado busca que todos sus bienes sean rastreados y confiscados, entre los que se incluye una propiedad en Phoenix, Arizona, el contenido de dos cuentas bancarias, así como un Tesla y un BMW.



« Especial »