Monitor Más Monitor


TSMC prepara una inversión de cien mil millones de dólares

TSMC prepara una inversión de cien mil millones de dólares
El CEO de TSMC, C.C. Wei, confirmó que ese plan de inversión se irá aplicando gradualmente

Publicación:06-04-2021
++--

La escasez de semiconductores que vive el sector tecnológico se ha convertido en un problema muy grave.

TSMC es consciente de ello, y por eso está tomando las medidas que cree necesarias para resolver la situación cuanto antes. No lo tiene nada fácil, y es que cuando hablamos de semiconductores nos referimos a un sector muy complejo en el que, para lograr una mínima mejora, se necesitan inversiones enormes, y bastante tiempo para que estas empiecen a dar sus frutos.

Durante los últimos meses hemos ido viendo diferentes previsiones que apuntaban a fechas contradictorias en las que se resolvería, en teoría, el problema de la escasez de semiconductores. Al principio todos miramos con ganas al mes de marzo de 2021, pero poco a poco las previsiones han ido cambiando, y ahora mismo apuntan al segundo trimestre de 2022. No, no suena bien, pero lo pero es que hablamos del mejor escenario posible.

Los grandes del sector están tomando medidas, pero como hemos dicho, hace falta mucho dinero, y también tiempo. Intel, por ejemplo, anunció un plan de inversión de 20.000 millones de dólares para ampliar su capacidad de producción y ofrecerla a terceros, pero se irá implementando en los próximos años. Ahora, TSMC, ha querido tirar la casa por la ventana, y ha anunciado que tiene sobre la mesa una inversión de 100.000 millones de dólares para sacar adelante la construcción de nuevas fábricas a lo largo y ancho del globo.

El CEO de TSMC, C.C. Wei, confirmó que ese plan de inversión se irá aplicando gradualmente y que se completará en 2023. Sin embargo, para poder sacar adelante esa enorme inversión, el ejecutivo ha pedido un esfuerzo a sus principales clientes, que deberán estar dispuestos a aceptar todos los cambios en los costes de producción que vayan surgiendo a medio y largo plazo, y dijo claramente que dejará de ofrecer reducciones en el precio de las obleas a partir de finales de este año, una medida que se extenderá hasta finales de 2022.

Toda una declaración de intenciones por parte de TSMC, y una estrategia que nos pinta un futuro complicado para el próximo año y medio, con unos semiconductores cada vez más caros, una demanda creciente y la figura del consumidor en el centro de este particular huracán que la COVID-19 podría hacer todavía más grande hasta que se complete la inmunidad a nivel global.

Además de construir nuevas fábricas para semiconductores, TSMC utilizará una parte de esos 100.000 millones de dólares para ampliar la capacidad productiva de las fábricas que ya tienen repartidas por el mundo. La firma taiwanesa lo tiene claro, piensa continuar con su política de expansión en Estados Unidos, Europa y en varias ciudades del continente asiático.



« Especial »