Monitor Más Monitor


TSMC habla claro ante las tensiones

TSMC habla claro ante las tensiones
China también depende de TSMC para conseguirlos semiconductores

Publicación:04-08-2022
++--

Dice que nadie podrá controlarlos por la fuerza.

La escalada de tensiones entre China y Estados Unidos dio pie a un comentario muy serio por parte de Chen Wenling, economista jefe del organismo estatal Centro de Intercambios Económicos Internacionales de China, quien dijo claramente que si su país se ve afectado por una ronda de sanciones económicas y comerciales «graves» deberían hacerse con el control de Taiwán y de TSMC. Para que nos entendamos, esto equivale a proponer un golpe de Estado.

Muchos tienen claro que las palabras de Chen fueron solo eso, palabras, un intento absurdo de generar un miedo innecesario en el momento menos oportuno, y es que una intervención armada en Taiwán no solo sería mala para el mundo, también sería terrible para China, una realidad que el presidente de TSMC, Mark Liu, ha confirmado al decir que dicha guerra no tendrá ganadores, solo perdedores, y que las consecuencias serían terribles para el mundo en general.

El ejecutivo también ha comentado que nadie podría controlar TSMC por la fuerza, ni siquiera China, y que una invasión de Taiwán acabaría dejando las fábricas de semiconductores inoperativas. Según Liu, estas fábricas utilizan equipamiento muy sofisticado y dependen de una conexión en tiempo real con el mundo exterior que incluye aspectos tan importantes como los materiales, los químicos, las piezas disponibles, la ingeniería, el software y los procesos de diagnóstico. Una guerra impediría su normal funcionamiento.

Lo más importante que debemos tener en cuenta de todo esto es que China también depende de TSMC para conseguirlos semiconductores que necesita, y que una guerra contra Taiwán para hacerse con el control de TSMC dejaría al país y a sus principales empresas sin acceso a los semiconductores más avanzados del mundo. Sí, China podría recurrir a SMIC, pero esta compañía está muy lejos del nivel de la taiwanesa.

Mark Liu lo tiene muy claro, China necesita a TSMC, pero a una TSMC que funcione y que se mantenga en su estado actual. La guerra no interesa a China, pero hay que tener en cuenta que el gigante asiático también tiene sus límites, y que podría no estar dispuesto a aceptar ciertas presiones y medidas por parte de Estados Unidos, no solo por una cuestión de orgullo, sino también para no mostrar debilidad al mundo. Veremos cómo evoluciona la situación, pero salvo desastre creo que es muy poco probable que acabemos viendo una guerra en Taiwán.



« Especial »