Monitor Más Monitor


Python cumple 30 años y está en mejor forma que nunca

Python cumple 30 años y está en mejor forma que nunca
Un lenguaje para conquistarlos a todos

Publicación:24-02-2021
++--

El pasado 20 de febrero se cumplieron 30 años de un hito de los lenguajes de programación.

Sin ser demasiado consciente de lo que significaría después, el infirmático holandés Guido von Rossum, publicaba la primera versión de Python. A lo largo de estas décadas, el uso de Python (como el de otros lenguajes de programación) ha tenido sus más y sus menos, defensores a ultranza y detractores... pero tal vez nunca, al calor del machine learning y la Inteligencia Artificial, ha sido tan popular como lo es en estos momentos.

Su conocida flexibilidad y versatibilidad, han hecho de Python uno de los lenguajes preferidos para los desarrollos web y de hecho, aplicaciones tan populares como Dropbox o Instagram, están escritas en este lenguaje. Con un uso cada vez más extendido en el mundo de la supercomputación, clave para científicos de datos, investigadores y matemáticos, Python se ha convertido en el último año en el segundo más empleado, tan solo superado por Java.

Por otro lado, al ser un lenguaje sencillo de aprender, Python es una de las puertas de entrada para muchos de los que se acercan por primera vez al mundo de la programación. Tanto es así que muchos juegos educativos que buscan despertar el interés por la informática entre los más jóvenes apuestan, precisamente, por este lenguaje.

Un lenguaje para conquistarlos a todos

Uno de los motivos que han convertido a Python en un lenguaje tan popular es, insistimos de nuevo, por su simpleza. El usuario que empieza a trabajar con Python se desentiende de conceptos complicados como compiladores, ensambladores, o muchos de los detalles que suelen exigir otros lenguajes. El feedback que ofrece es inmediato y al ser tan popular, cuenta con una enorme cantidad de desarrolladores que siempre lo están mejorado.

Pero Python es además un lenguaje que ha conseguido funcionar como «pegamento» para ordenar y gestionar las enormes pilas de software que suelen «desperdigarse» en las grandes organizaciones. En estas empresas, que cuentan con aplicaciones escritas en todo tipo de lenguajes, con datos almacenados en todo tipo de formatos, Python ha demostrado ser realmente útil a la hora de tener puentes entre los distintos silos y favorecer el intercambio de información entre aplicaciones y bibliotecas.

Gracias a este «pegamento especial», las empresas han conseguido reducir tremendamente los ciclos de desarrollo, con resultados que se entregan de forma casi inmediata. En este terreno, merece la pena destacar que Python es uno de los aliados principales de la metodología DevOps, ya que favorece la implementación de desarrollos incrementales, de forma constante... al evitarse las largas esperas que con otros lenguajes se derivan de sus tremendos tiempos de compilación.

Y lo mejor de todo, es que no para de evolucionar. Aunque es un lenguaje «antiguo» y puede que no sea tan sexy como los más modernos, en su roadmap ya está prevista la publicación, el próximo mes de octubre, de Python 3.10, que incluirá algunos de los cambios más importantes para este lenguaje, de los últimos años.



« Especial »