Monitor Software


NVIDIA quiere a ARM

NVIDIA quiere a ARM
Otros gigantes como Samsung, Qualcomm y MediaTek también dependen de ARM

Publicación:12-10-2021
++--

Está dispuesta a ofrecer concesiones para obtener el visto bueno de Europa.

La operación de compra de ARM por parte de NVIDIA lleva un tiempo atascada por las reticencias que esta ha generado no solo entre los principales gigantes del sector, sino también ante la Comisión Europea. Este ente es, al final, el que tendrá la última palabra a la hora de decidir si da luz verde a la operación.

El aspecto fundamental que hay detrás de todas esas dudas es el posible daño a la competencia que podría generar la compra de ARM por parte de NVIDIA. No es un tema difícil de entender, ARM licencia su tecnología CPU para que otras empresas puedan utilizarla y crear, partiendo de ella, diferentes diseños de CPU.

Así, por ejemplo, Apple utiliza la arquitectura ARM para diseñar los procesadores que utiliza en sus SoCs serie A, presentes en sus dispositivos iPhone y iPad, y también en los procesadores que integran sus SoCs Apple M1, que como sabemos se han revelado como la gran alternativa de la compañía de la manzana para afrontar su primera etapa de transición de la arquitectura x86 a la arquitectura ARM.

Otros gigantes como Samsung, Qualcomm y MediaTek también dependen de ARM y de su sistema actual de licencias, y obvia decir que dicha arquitectura es uno de los pilares centrales del sector móvil a día de hoy.

Pues bien, ahí es donde surgen las dudas, y es que si NVIDIA compra ARM y decide cambiar las «reglas del juego» las consecuencias podrían ser terribles. Para demostrar que ese miedo es algo injustificado, NVIDIA ha asegurado que, si se hace con la compañía británica, la mantendrá como un proveedor de tecnología, bajo el modelo de licencia, totalmente neutral, y ha comentado también que quiere disipar las preocupaciones que tienen, entre otros, Samsung, Apple y Qualcomm.

Curiosamente, otros clientes de ARM, como Broadcom, MediaTek y Marvell están a favor de la operación de compra, pero esos apoyos no son suficientes. NVIDIA necesita seguir demostrando que la compra de ARM no afectará a la competencia, y para ello ha ofrecido a la Comisión Europea una serie de concesiones. No conocemos el contenido exacto de estas, pero por el contexto en el que se producen imaginamos que se tratará de garantías ligadas a la forma de operar de ARM tras esa posible operación de compra.

De momento no hay nada claro, así que toca esperar hasta que venza la fecha límite para valorar y decidir sobre esas concesiones que ha hecho NVIDIA. El plazo finaliza el 27 de octubre.



« Especial »