Monitor Más Monitor


Motorola quiere competir con Samsung y Apple en las empresas

Motorola quiere competir con Samsung y Apple en las empresas
La compañía están apostando por una estrategia triple

Publicación:29-11-2022
++--

Para conseguirlo, tienen muy claro que necesitan diferenciarse de las decenas de fabricantes Android que en estos momentos compiten en el mercado.

Un rápido vistazo al mercado corporativo de dispositivos móviles nos ofrece un panorama muy revelador: el 90% de los smartphones que adquieren las compañías son Apple o Samsung. Pero Motorola, con una cuota actual de mercado que se mueve en una horquilla de entre el 3% y el 5% está dispuesta a cambiar eso. Y aunque desde luego tiene mucho camino por recorrer, los responsables de su división de empresas lo tienen claro: “queremos convertirnos en la segunda marca de móviles Android en el mercado de empresas” comenta Huascar Peláez, Business Development Manager – Smartphones de Motorola para Iberia.

Para conseguirlo, tienen muy claro que necesitan diferenciarse de las decenas de fabricantes Android que en estos momentos compiten en el mercado, por lo que como ha explicado Peláez, en la compañía están apostando por una estrategia triple. En primer lugar, destacando el valor que tiene su integración en Lenovo, adoptando para ello todas las innovaciones que en materia de seguridad se incluyen en el programa “Lenovo ThinkShield” y que a dispositivos de las gamas Edge, G y Razr llegarán bajo el branding “ThinkShield for Mobile”. Aquí se incluye tanto el trabajo se seguridad que hace la compañía a nivel de firmware como políticas de gestión que incluyen actualizaciones de seguridad todos los meses y un soporte de los smartphones durante cuatro años.

En segundo lugar, posicionando smartphones como sus Edge 30 Neo o Edge 30 Fusion como dispositivos que ofrecen todas las características de hardware y software que necesitan las empresas (5G, WiFi 6E…) pero sobre todo y en último término, ofreciendo una amplia oferta de servicios corporativos, tanto en materia de seguridad, como en gestión de los dispositivos y productividad.

Aquí destaca con luz propia los programas “Ready For” que facilita que algunos terminales puedan utilizarse prácticamente como un ordenador portátil, lo que incluye el streaming de aplicaciones, la extensión del escritorio a un monitor externo (muy similar a lo que Samsung hace con DeX) o el uso de las cámaras del móvil como webcam para videoconferencias por ejemplo, en un televisor. En una línea similar encontramos el programa “Moto Talk” una aplicación que añade capacidades de walkie-talkie a los móviles de la marca y que a la vez, se presenta como una plataforma de comunicación corporativa alojada en los propios servidores de Motorola.

También en el terreno de los servicios llegan nuevas alianzas con partners como VMware, IBM o BlackBerry, con los que las empresas pueden integrar nuevas características en los móviles de la marca, como por ejemplo un enrolamiento más sencillo en sus plataformas MDM; igualmente se ha destacado que Motorola pasa a formar parte del programa Lenovo DaaS (Device as a Service) que facilita el renting de los dispositivos y Lenovo Offset, pensado para simplificar las emisiones de carbono, de modo que las compañías pueden mejorar su huella medioambiental compensando las emisiones que se han producido en la fabricación y distribución de cada smartphone, apoyando distintos programas de sostenibilidad ecológica.

En definitiva, Lenovo cree que ha llegado el momento de que Motorola ocupe el espacio que «le pertenece» en el mercado B2B y aunque ha tardado casi una década en posicionar la marca en el segmento «business ready», ahora quiere ir a por todas.



« Especial »