Monitor Consolas y Videojuegos


Microsoft dispuesta a ofrecer a Sony concesión por 10 años

Microsoft dispuesta a ofrecer a Sony concesión por 10 años
Un nuevo problema para Microsoft

Publicación:01-12-2022
++--

Cuando la posibilidad de convertirte en el tercer gigante mundial de la industria de los videojuegos está sobre la mesa, la compasión queda en un segundo plano.

Todos recordaréis que Microsoft pagó a mediados del pasado mes de enero 68.700 millones de dólares por Activision Blizzard + King, el acuerdo más caro de la historia en este sector. Pues bien, esta compra aún no ha sido aprobada por los organismos reguladores de la Unión Europea que están siendo realmente cautelosos al respecto.

Ante esta situación, Microsoft ha respondido con una oferta inmejorable por tal de que su compra se oficialice: conceder a Sony una licencia de diez años para Call Of Duty y que de este modo sea visto con otros ojos por la UE.

Pero la UE abrió una investigación a comienzos de noviembre ante el temor de que Microsoft se haga con la exclusividad de sagas tan exitosas como Call Of Duty, lo cual podría empujar a los fans de los videojuegos a marcharse de PlayStation a PC o Xbox.

En un principio Microsoft respondió a Sony de un modo conciliador, asegurándole que los plazos de concesión se extenderían más allá de lo pactado. Pero después cambió su discurso asegurando que no existían títulos en Activision que fuesen imprescindibles.

Según adelante un nuevo informe de la agencia Reuters, la UE estaría dispuesta a publicar una lista formal de preocupaciones de competencia. Esta ‘Declaración de objeción’ podría ver la luz a principios de 2023, y para la cual Microsoft ya se prepara con una nueva ofensiva: ofrecer a Sony una licencia de 10 años de Call of Duty.

No obstante, estaría por ver que tanto los reguladores de la UE como Sony aceptasen dicho acuerdo. Ante esta situación, el portavoz de Microsoft ha asegurado en una entrevista reciente a Reuters: “»Queremos que la gente tenga más acceso a los juegos, no menos, por lo que no entendemos la preocupación de Sony”.

Por el momento, pocos países se encuentran a favor de esta transacción. De los 16 estados reguladores, solo Brasil y Arabia Saudí lo han aprobado, aunque todo hace indicar que Serbia también dará su consentimiento. El organismo de control de la UE tiene la obligación de pronunciarse antes del 11 de abril de 2023.

Un nuevo problema para Microsoft

La compañía podría enfrentarse a una demanda de manos de la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos (FTC) y a la impugnación de la compra. Esto supondría un traspiés en la carrera de Microsoft por hacerse con el control del sector a partir de julio de 2023, fecha en la cual espera dar por concluida la compra de Activision.

Todo el mundo se cuestiona qué responderán los organismos de la UE, aunque suelen ser bastante tajantes en este sentido. Recordar que NVIDIA ya intentó comprar Arm y no fue posible. El objetivo siempre ha sido y será mantener un mercado regulado en el que se eviten los monopolios y por consiguiente las prácticas anticompetitivas.

El acuerdo alcanzado en enero pretende convertir a Microsoft en la tercera potencia gaming del mundo, tras Tencent y Sony, abriéndose hueco en móviles, consolas, PC y construyendo bloques para el metaverso.

Supone que Microsoft se haga con el control de franquicias potentes de Sony como Warcraft, Diablo o Candy Crush, entre otras, además del baluarte Call Of Duty.

En un principio se esperaba que el acuerdo se cerrase antes de junio de 2023, pero por el momento, la pelota de Microsoft se encuentra sobre el tejado de los organismos reguladores de la UE.



« Especial »