Monitor Más Monitor


Los vehículos sin conductor llegan al campo

Los vehículos sin conductor llegan al campo
Poco a poco, los vehículos autónomos van llegando a todo tipo de ámbitos sectores

Publicación:07-01-2022
++--

John Deere presenta un tractor autónomo.

Después de ser vistos como una de las revoluciones del futuro en el transporte de viajeros, e incluso en el de mercancías por carretera, también llegarán previsiblemente al campo en el futuro. En concreto, al sector de la agricultura, para el que John Deere, un popular fabricante de equipamiento para cultivar la tierra, ya ha anunciado en el CES 2022 un tractor autónomo.

Esto será posible gracias a un kit de cultivo autónomo, compuesto por un paquete de hardware y software que utiliza tanto el machine learning con las funciones de control autónomo del volante impulsado por GPS. Con este kit, por tanto, no solo es posible que los agricultores se bajen del tractor. También pueden estar fuera del terreno que están cultivando, y controlar el vehículo desde la distancia a través de su smartphone.

A pesar de que ya hemos visto vehículos autónomos por las calles de algunas ciudades, e incluso en carreteras, aunque fundamentalmente en pruebas, no había noticias de avances en este sentido en agricultura. Pero eso no quiere decir que no estuviesen produciéndose. Nada más lejos de la realidad. Tanto, que en el mundo de la agricultura ha habido avances más sólidos que en otros sectores en cuanto a conducción autónoma.

No solo hay áreas en las que las empresas dedicadas a equipamiento para el mundo rural van más adelantadas que las tecnológicas. También ha superado, en algunos casos, incluso a las empresas dedicadas a la fabricación de automóviles. Eso sí, esto no solo se debe a su apuesta por la investigación y la tecnología. También a que las tareas a realizar, aunque no son sencillas, están exentas en la mayoría de los casos de complicaciones. Arar y sembrar son tareas complicadas, pero la conducción necesaria para realizarlas es bastante sencilla: consiste en seguir líneas rectas y dar giros sin tener que preocuparse de si hay otros vehículos o peatones alrededor.

Por eso, John Deere, entre otras empresas, ha podido automatizar muchos aspectos de la conducción en las tareas de agricultura a lo largo de las últimas décadas. Como resultado, ya cuentan con sistemas de conducción autónoma que utilizan el GPS para ubicar y guiar a los tractores. Para ello, los granjeros tienen antes que mapear y señalar los límites de sus terrenos. Pueden hacerlo utilizando beacons o conduciendo por los bordes de cada terreno. Una vez hecha alguna de las dos cosas, el software plantea una ruta a seguir. Entonces, el conductor, desde la cabina de su tractor, pueden supervisar la ruta y corregirla si fuese necesario.

Esto, el sistema AutoTrac, era lo que tenía John Deere hasta ahora, desde hace prácticamente dos décadas, y con las novedades que ha traído al CES van más allá: los agricultores ni siquiera necesitan estar presentes en el campo para controlar el arado o la siembra. El nuevo kit cuenta con seis pares de cámaras estéreo, que capturan una visión de 360 grados de lo que hay alrededor del tractor en cada momento. Las imágenes que obtienen las analizan varios algoritmos de visión por máquina, lo que permite detectar obstáculos inesperados.

Estas imágenes se envían entonces a un centro en el que hay operadores encargados de comprobar si el obstáculo localizado es un falso positivo o si el problema se ha solucionado solo. Si es realmente un problema, estos operadores envían al agricultor un mensaje a través de un aviso enviado a su teléfono móvil. Entonces, el granjero podrá decidir qué hacer, si establecer un recorrido nuevo o comprobar el problema en persona. Eso sí, el sistema está preparado para saber, por ejemplo, a detectar pájaros, saber que vuelan y que no hay que detenerse por ello. Pero sí lo hará si hay otros animales en el campo, como por ejemplo, perros.

Eso sí, el sistema no es todavía capaz de gestionar todos los aspectos del trabajo con el tractor. En la actualidad, John Deere se centra en las tareas de labranza. Esto es, en la preparación del suelo para cultivos, ya sea removiendo la tierra, eliminando restos de cultivos anteriores o desmenuzándolos e integrándolos en el campo para que el terreno tenga más nutrientes. Es un trabajo que no se hace cuando se aproxima la cosecha, así que los agricultores pueden hacerlo mientras se dedican a otras tareas más urgentes.

John Deere va a vender el paquete como equipamiento opcional para su instalación en varios de sus modelos de tractor avanzado más recientes. Entre ellos, con el tractor 8R de John Deere.8R Tractor, TruSet. Eso sí, se desconoce qué precio tendrá, o si contará con modelos de suscripción anual.



« Especial »