Monitor Redes Sociales


La UE amenaza a Musk

La UE amenaza a Musk
A Musk se le avisó de que a no ser que se adhiera a esas normas Twitter se arriesga a infringir la nueva Ley de servicios digitales de la UE

Publicación:02-12-2022
++--

O Twitter cumple las leyes de moderación o la prohibirán en Europa.

Un regulador europeo ha amenazado a Elon Musk con aplicar una prohibición en el territorio de la UE a la red social si la compañía no refuerza sus normas de moderación de contenidos tal como está establecido en la Ley de servicios digitales. De hecho, en Twitter han dejado de aplicar las normas contra la desinformación sobre el COVID, aunque desde la red social señalan que no han hecho ningún cambio y que no ha cambiado ninguna de sus políticas.

Una interpretación muy literal de esto que dice la red social de que no ha cambiado ninguna de sus políticas puede considerarse como correcta. En realidad, lo que ha hecho ha sido dejar de imponer las normas contra la desinformación sobre el COVID-19 en lugar de modificarlas. Pero se trata de un cambio muy grande en cómo modera los contenidos.

Tampoco ayuda a mejorar la confianza sobre la moderación de contenidos la restauración de la cuenta de Trump y otros usuarios con la cuenta bloqueada por sus comentarios polémicos señalan un enfoque distinto al cumplimiento de las normas bajo Musk. De hecho, en el mismo post en el que señalan que sus políticas no han cambiado señalan que su enfoque «de cumplimiento de las normativas dependerán sobre todo en la desamplificación del contenido que las viole: libertad de expresión, pero no libertad de alcance«.

Según Reuters, el Comisario de la UE Thierry Breton ha advertido a Musk que debe cumplir con las normas de la Comisión Europea en una reunión por vídeo. Breton le ha manifestado que «todavía hay mucho trabajo por delante, ya que Twitter tendrá que implementar políticas de usuario transparentes, reforzar de manera significativa la moderación de contenidos y proteger la libertad de expresión, abordar la desinformación con firmeza, y limitar la publicidad dirigida«.

Al menos, Musk y Breton están de acuerdo en que la Unión Europea lleve a cabo una prueba de estrés en la sede de Twitter a principios de 2023 para valorar el nivel de cumplimiento de las normas de la UE. Y según el Financial Times, Breton ha trasladado a Musk que Twitter tiene que abandonar su enfoque arbitrario de devolución de cuentas a los usuarios baneados,perseguir la desinformación y estar de acuerdo en permitir una auditoría independiente amplia de la plataforma el año que viene.

Según varias fuentes, a Musk se le avisó de que a no ser que se adhiera a esas normas Twitter se arriesga a infringir la nueva Ley de servicios digitales de la UE, que señala que las grandes tecnológicas tienen que moderar el contenido en Internet. Breton ha reiterado que Twitter podría enfrentarse a una prohibición total en Europa o a multas de hasta el 6% de sus ingresos mundiales si no cumple la ley.

Musk ha contestado a Breton que la Ley de servicios digitales es muy razonable. Eso sí, una de las cosas que la UE pide a Musk es que ofrezca un criterio claro de qué usuarios están en peligro de ser baneados. No vale con proceder como hizo con Trump: devolverle la cuenta después de hacer una encuesta en la red social.

La explicación por escritor que ha dado Twitter hasta ahora también quiere despejar la preocupación de no tener una moderación de contenidos adecuada, y señala que su equipo de «confianza y seguridad sigue con su trabajo para mantener la plataforma a salvo de conductas de odio, comportamiento abusivo y cualquier violación de las normas de Twitter. El equipo sigue fuerte y con recursos, y la detección automatizada juega un papel cada vez más importante en la eliminación del abuso«.

Pero los despidos y las dimisiones han diezmado el equipo de Twitter responsable de vigilar y eliminar el material de abusos sexuales a menores. Según el antiguo responsable de confianza y seguridad de Twitter, Yoel Roth, su dimisión se produjo porque Musk manda «por decreto dictatorial«, y que los despidos masivos habían dañado la capacidad de Twitter de bloquear contenido dañino.

Roth señaló que los sistemas automatizados no pueden sustituir por completo la revisión humana, que no cree que Twitter tenga gente suficiente en la empresa que pueda hacer ese trabajo para mantener el ritmo. También aseguró que el cambio de rumbo en la política sobre el COVID es «realmente mala y dañina«.



« Especial »