Monitor Más Monitor


Intel ya produce más obleas en 10 nm que en 14 nm

Intel ya produce más obleas en 10 nm que en 14 nm
El coste de la fabricación de obleas de chips en proceso de 10 nm también se ha reducido notablemente

Publicación:28-07-2021
++--

Durante su última conferencia de resultados, centrados en el segundo trimestre del año, Intel confirmó unas cifras realmente buenas.

Tanto que han servido de base para mejorar sus previsiones para todo lo que resta de año.

En ese mismo evento, el gigante del chip aprovechó para comentar el estado en el que se encuentran sus principales proceso de fabricación, y la verdad es que dio una buena noticia a los analistas y a los inversores, ya que ha confirmado que su proceso de 10 nm ha conseguido superar por fin al de 14 nm. Esto quiere decir, en resumen, que Intel ya fabrica más obleas en proceso de 10 nm que en proceso de 14 nm.

El coste de la fabricación de obleas de chips en proceso de 10 nm también se ha reducido notablemente según Intel. El gigante del chip ha confirmado una reducción de costes, año sobre año, del 45% y ha dicho que esa tendencia a la baja se mantendrá durante los próximos años. No ha entrado en números concretos, pero en cualquier caso es algo muy positivo, de eso no hay ninguna duda.

¿Y qué nos dice esto sobre el futuro de Intel? Pues algo muy importante, y es que la compañía de Santa Clara está lista para iniciar una transición total al proceso de 10 nm. Debemos tener en cuenta, no obstante, que el proceso de 14 nm no dirá adiós de la noche a la mañana, pero está claro que los próximos procesadores del gigante del chip, tanto para el mercado de consumo general como para el sector profesional, estarán fabricados en proceso de 10 nm.

No quiero terminar este artículo sin echar la vista atrás y poner un poco de contexto histórico. El salto al proceso de 10 nm ha sido uno de los movimientos más complicados que ha tenido que afrontar Intel a lo largo de toda su historia, tanto que, de hecho, este movimiento debería de haberse iniciado en 2016, con la llegada de Cannon Lake, una arquitectura que iba a suceder a Skylake, y que sería la primera en utilizar el proceso de 10 nm. Al final Intel no pudo conseguir un rendimiento óptimo a nivel de oblea con dicho proceso, y el resto, es historia.



« Especial »