Monitor Más Monitor


Habrían acordado manipular ilegalmente el mercado

Habrían acordado manipular ilegalmente el mercado
La demanda está llena de imprecisiones y carece de respaldo legal.

Publicación:20-01-2022
++--

Los documentos que lo atestiguan forman parte de una demanda conjunta de varios estados contra Google por prácticas monopolísticas.

Mark Zuckerberg, director ejecutivo de Facebook, y Sundar Pichai, CEO de Google arreglaron en 2018 un pacto privado que alteraba el mercado de la publicidad digital para su propio beneficio, según lo conocido el pasado viernes en un tribunal de los Estados Unidos a través de Politico.

Los documentos que lo atestiguan forman parte de una demanda conjunta de varios estados contra Google por prácticas monopolísticas. Según dicha acusación, el gigante de las búsquedas y la red social colaboraron ilegalmente en un proyecto llamado ‘Jedi Blue’ para engañar a anunciantes y editores sobre el precio de los anuncios programáticos.

Jedi Blue

El proyecto llamado Jedi Blue reunió a Pichai y Zuckerberg en torno a un acuerdo ilegal

En el escenario acordado por Zuckerberg y Pichai, Google mantendría el control sobre el mercado publicitario, que ya lidera, inflando el precio de los anuncios para las marcas y eliminando así la posible competencia de Facebook. La compañía de Zuckerberg, a cambio, obtendría ventajas competitivas en la compra de espacios publicitarios en Google.

Según los correos electrónicos que han salido a la luz en la demanda, las altas esferas de ambas compañías conocían el acuerdo de primera mano. “Estas negociaciones dieron lugar a un acuerdo entre Google y Facebook en septiembre de 2018, firmado por Philipp Schindler, vicepresidente y director de ventas y operaciones de la rama publicitaria de Google, y la señora (nombre tachado, ndlr.), directora de operaciones y miembro del consejo de administración de Facebook, y que también dirigió anteriormente la publicidad en Google”, según los fiscales de los estados demandantes.

“El director general de Google, Sundar Pichai, también aprobó personalmente los términos del acuerdo”, agrega el texto. Sheryl Sandberg envió un correo, que figura en la demanda, a Mark Zuckerberg pidiéndole la aprobación del proyecto y describiéndolo como “muy importante estratégicamente”.

Versiones previas de la demanda ya apuntaban a la existencia del acuerdo entre Google y Facebook pero la última actualización muestra que el pacto entre los dos principales actores del mercado publicitario digital era conocido en las altas esferas de ambas compañías.

En un comunicado, el portavoz de Google Peter Schottenfels ha señalado que la demanda está “llena de imprecisiones y carece de respaldo legal”. La compañía también ha desmentido que Pichai haya estado involucrado de alguna manera en la aprobación del acuerdo. “Firmamos cientos de acuerdos cada año que no necesitan la firma del CEO y este no fue diferente”, explica Schottenfels.

Facebook, por su parte, ha negado que el acuerdo tuviera un carácter ilegal y señala justo lo contrario afirmando que acuerdos como el firmado con Google “ayudan a aumentar la competencia” y que la demanda es “infundada”.

La demanda está llena de imprecisiones y carece de respaldo legal.

Peter Schottenfels

Portavoz de Google

La demanda está liderada por el Fiscal General de Texas, Ken Paxton, y secundada por los fiscales de los estados de Alaska, Arkansas, Florida, Idaho, Indiana, Kentucky, Louisiana, Mississippi, Missouri, Montana, Nevada, Dakota del Norte, Puerto Rico, Carolina del Sur, Dakota del Sur y Utah.



« Especial »