Monitor Más Monitor


El futuro del 5G como red privada en la empresa

El futuro del 5G como red privada en la empresa


Publicación:17-03-2022
++--

Se calcula que en sectores como sanidad, educación, turismo agricultura o transporte, el 5G tendrá un impacto económico de más de 155.000 millones de euros.

En el desarrollo económico de una tecnología de la que llevamos años oyendo hablar, tendrá un peso específico y cada vez más importante, el despliegue de redes privadas, que permitan a las empresas, tal y como explica Iván Rejón, director de marketing y relaciones institucionales de Ericsson, "acceder "las mejores prestaciones en términos de latencia, velocidad, seguridad y flexibilidad en el uso de los recursos".

De momento sin embargo, el despliegue es lento. Tan solo el pasado mes de agosto, el Gobierno anunciaba que el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, reservaba un paquete de frecuencias radioeléctricas para que las empresas pudieran desarrollar sus propias redes de conexión móvil con tecnología 5G. En este caso, las empresas interesadas podrían comenzar a desplegar sus propias redes privadas, al margen de las operadoras en la banda de los 2,3 GHz. un bloque total de 100 MHz, de los que 20 MHz serán destinados al desarrollo de este tipo de redes.

En el momento de un anuncio que contaba con el apoyo de la CNMC (pese a que consideraba que el espectro reservado era insuficiente), el Gobierno se encontró con cierta oposición por parte de las tres grandes telcos que operan en España, que consideraban que esta decisión podía ser vista como una amenaza directa a su negocio, ya que entendían que podían peligrar algunos contratos con grandes empresas si estas decidían desplegar sus propias redes.  Contaban además que con esta decisión se abría la puerta a la entrada a nuevos operadores y por lo tanto, a más competencia.

Seis meses más tarde sin embargo, algunas como Orange han matizado su posición.  Javier Olveira, director Preventa en Orange España, nos cuenta que "el mercado de las redes privadas virtuales, como ocurrió en el pasado con otras tecnologías como SD-WAN, es susceptible de la entrada de otros actores que abran el abanico de posibilidades que los clientes pueden elegir. Nuestra visión a medio y largo plazo es que, como suele pasar en estos casos, existirá una fase de proliferación de propuestas diversas y posteriormente una paulatina consolidación". 

Por su parte Javier García, director de despliegue y optimización de red en Vodafone España, considera que pese a que el futuro es esperanzador, aún se están dando los primeros pasos. En este sentido, indica que la demanda actual de este tipo de soluciones es relativamente modesta y centrada en sectores muy concretos. Con todo, estima "un crecimiento importante en este año 2022 y el próximo 2023 debido a la llegada de los fondos europeos, especialmente en las componentes de movilidad, 5G, modernización de la industria y en ciencia e innovación, que podría suponer unos 30.000 millones de euros de financiación".

 Ambas compañías, como también está haciendo Telefónica, ya están llevando a las empresas sus soluciones de redes privadas 5G. En el caso de Vodafone, García afirma que se su propuesta "viene a resolver necesidades de soluciones en las que por ejemplo la privacidad en las comunicaciones, altas capacidades de datos y muy bajas latencias son indispensables, como puede ser el desarrollo de gemelos digitales para la optimización de procesos, o el control de sistemas remotos en tiempo real". En el caso de Orange, Olveira asegura que cada vez están recibiendo más consultas y "peticiones de colaboración centradas en los segmentos de grandes empresas y administraciones públicas, en áreas como la gestión inteligente de ciudades, servicios de emergencia y de misión crítica". 



« Especial »