Monitor Más Monitor


ARM retrasa su salida a bolsa hasta 2023

ARM retrasa su salida a bolsa hasta 2023
ARM pensaba salir este año a bolsa después de que se viniese abajo la compra de Nvidia

Publicación:23-11-2022
++--

La futura salida a bolsa del diseñador de chips británico ARM se ha retrasado hasta 2023.

La compañía, tras confirmarlo, ha echado la culpa de este nuevo problema en la puesta a punto de su IPO a la situación económica mundial, por los temores de que si empeoran las condiciones económicas a corto plazo puede que los inversores se echen para atrás a la hora de comprar acciones de la compañía.

ARM pensaba salir este año a bolsa después de que se viniese abajo la compra de Nvidia. Poco después empezaron a escucharse los primeros rumores de que la compañía preparaba una IPO, pero ahora, dada la situación actual, hay también voces que especulan con que puede que ARM no llegue a salir a bolsa.

La compañía ha contactado ya con accionistas para informarles de que la empresa no saldrá a bolsa hasta bien entrado 2023. Además, han confirmado a The Register que aunque se retrasa la operación, el proceso que desembocará en la IPO sigue adelante. Por ahora, Softbank no ha hecho más comentarios al respecto.

Desde ARM, sin embargo, han señalado que «dado el estado de los mercados financieros, es poco probable que ARM empiece a cotizar en bolsa en el primer trimestre de 2023. No obstante, tenemos avanzado nuestro proceso de preparación para la IPO y seguimos completamente comprometidos con una salida a bolsa en 2023».

No obstante, el CEO y Presidente de SoftBank, Masayoshi Son, ha señalado en la presentación de resultados del segundo trimestre fiscal de la compañía que pensaba dedicarse en cuerpo y alma a hacer crecer a ARM como negocio a lo largo de los próximos años, lo que ha dado pie a las dudas sobre si aplazará todavía más su salida a bolsa, o directamente abandonará estos planes.  son ha dicho que «en los próximos años me gustaría centrarme solo en esto. Me gustaría concentrarme en el próximo crecimiento explosivo de ARM, y me voy a dedicara ello». So no mencionó la salida futura de la compañía a bolsa en ningún momento.

En principio, ARM quería proponer un precio de salida que la valoraría en unos 60.000 millones de dólares, pero ahora se barajan cifras que la llevarían hasta los 40.000 o 50.000 millones. Mientras tanto, ha conseguido unos ingresos de royalties record en el trimestre que terminó el pasado 30 de septiembre: 463,2 millones de dólares.

No obstante, los ingresos totales de la compañía bajaron por un descenso en las licencias, mientras su dirección intenta diversificar más allá de los sectores más fuertes que tienen: smartphones y dispositivos móviles. Todo con el objetivo de que sus diseños de chips tengan una adopción más amplia. Principalmente, en ordenadores y centros de datos.



« Especial »