Monitor Software


ARM Cortex-R82, nuevo procesador de 64 bits

ARM Cortex-R82, nuevo procesador de 64 bits
Para almacenamiento computacional

Publicación:08-09-2020
++--

Con el ARM Cortex-R82 la compañía británica ha presentado el primer procesador de 64 bits serie Cortex-R, totalmente compatible con Linux.

El almacenamiento se ha convertido en un auténtico desafío dentro del sector tecnológico debido, principalmente, al aumento de la demanda (necesitamos cada vez más capacidad) y al valor real de los datos que ocupan dicho espacio, un problema al que el gigante británico ha dado respuesta con el ARM Cortex-R82, un procesador de 64 bits diseñado para soluciones de almacenamiento computacional.

Se espera que, para 2025, tengamos que lidiar con la increíble cantidad de 79 ZB (zettabytes), una cifra astronómica que hemos querido compartir con vosotros para que os hagáis una idea de la realidad que deberemos afrontar durante los próximos años. Con eso en mente, es fácil entender el valor del ARM Cortex-R82.

El almacenamiento computacional se ha revelado como un elemento fundamental para cubrir esas enormes necesidades de almacenamiento de datos por una razón muy sencilla: permite situar una cantidad considerable de potencia de procesamiento directamente en la unidad de almacenamiento, lo que ayuda a mejorar la seguridad y la eficiencia, y reduce la latencia.

Con el ARM Cortex-R82 la compañía británica ha presentado el primer procesador de 64 bits serie Cortex-R, totalmente compatible con Linux y diseñado para acelerar el desarrollo y la implementación de soluciones de almacenamiento empresarial y computacional de nueva generación.

El ARM Cortex-R82 ofrece:

64 bits para trabajar con grandes cantidades de memoria (hasta 1 TB).

Soporte completo de Linux y su ecosistema.

Aceleración de inteligencia artificial.

Dobla el rendimiento frente a la serie Cortex-R8.

Especializado en tareas complejas en tiempo real.

Reduce las latencias y ofrece un rendimiento más consistente.

Hasta 14 veces más rendimiento por ciclo trabajando con redes neurales.

Los controladores de almacenamiento tradicionalmente ejecutan cargas de trabajo de tipo bare-metal / RTOS para almacenar y acceder a los datos. Pues bien, el Cortex-R82 introduce una unidad de administración de memoria (MMU) opcional que permite a los sistemas operativos ejecutarse directamente en el controlador de almacenamiento, lo que brinda la oportunidad de desarrollar nuevas aplicaciones y herramientas.

ARM ha confirmado que el Cortex-R82 se podrá utilizar en implementaciones de hasta ocho núcleos, y que será posible ajustar los tipos de carga de trabajo que se ejecutan en el controlador de almacenamiento en función de las demandas externas del software. Por ejemplo, los servicios de estacionamiento utilizan regularmente la videovigilancia para reconocer la información de la matrícula que luego se utiliza para la facturación. Durante el día, se recopilan los datos de la placa de matrícula del vehículo, lo que significa que la mayoría de los núcleos se utilizan para un almacenamiento intensivo. Por la noche, estos núcleos se utilizarán para procesar los datos para la facturación y se ajustarán para realizar el análisis de datos y el aprendizaje automático necesarios. A medida que los controladores de almacenamiento se vuelven más diversos para abordar diferentes mercados y características, el Cortex-R82 ofrece una arquitectura que permite crear valor a través de una flexibilidad muy elevada, lo que reduce en gran medida los costes.



« Especial »