Monitor Más Monitor


ARM China ha cambiado de CEO

ARM China ha cambiado de CEO
Según ARM China, Wu se niega a aceptar su despido

Publicación:07-05-2022
++--

Pero el anterior se resiste a marcharse.

Cuando parecía que el culebrón que estaba viviendo ARM en China con un CEO rebelde al que había decidido echar en 2020 y que se resistía a ceder el control de la compañía había terminado, se abre un nuevo capítulo en la historia. A pesar de que las autoridades chinas han otorgado a ARM China una licencia nueva de negocio, y el sello correspondiente para ello, y que han aceptado a sus dos nuevos CEOs propuestos por SoftBank, propietaria de ARM, Allen Wu sigue negándose a abandonar el puesto del que ha sido expulsado, tal como aseguran desde Reuters.

Según ARM China, Wu se niega a aceptar su despido, efectivo desde la pasada semana. Además, la filial ha anunciado que se saltará el sistema de comunicaciones de la compañía para protegerla de las operaciones dañinas de Wu y sus partidarios. Porque Wu, que también ha sido despedido como representante legal de la compañía, tiene todavía varios partidarios entre la plantilla.

ARM China es una empresa conjunta con sede en Shanghai y puesta en marcha por la británica ARM y el fondo de inversión Hopu Investment. Intentó despedir por primera vez a Wu en 2020, alegando un conflicto de intereses, pero entonces se negó a dimitir y siguió manteniendo el control de ARM China, complicando los esfuerzos de la empresa matriz por auditar la situación financiera de la filial, algo vital para conseguir la salida a bolsa que planea ARM.

Ahora sigue en el mismo punto, a pesar de que ya cuenta con un segundo despido. Se ha «negado a cumplir con la decisión de la junta, desafiando deliberadamente la conclusión de la ley y ha rechazado ceder tus tareas directivas«.

Tal como apuntan desde la filial china de ARM, Wu y sus partidarios han utilizado varias cuentas en redes sociales para mostrar su oposición a la decisión de la junta directiva de su filial china, así que han designado a la cuenta de ARM China en Weibo como su canal oficial de comunicación. Además, han señalado que valoran emprender medidas legales contra los que utilicen otros canales de la empresa, en WeChat y otras webs asociadas a la filial, para difundir información falsa.



« Especial »