Monitor Más Monitor


Aparece CPU Intel acompañada con SSD PCI-Express 4.0

Aparece CPU Intel acompañada con SSD PCI-Express 4.0
Lo hace 1 año y 1 mes después que AMD

Publicación:30-07-2020
++--

Los chipsets Intel 500 Series serán prácticamente similares a los actuales, con la única diferencia que permitirá tener acceso a la interfaz PCI-Express 4.0.

El 7 de julio de 2019, con el lanzamiento de los AMD Ryzen 3000, llegaba la primera plataforma de consumo del mercado capaz de ejecutar un SSD con la interfaz PCI-Express 4.0, y ahora, casi 1 año y 1 mes más tarde de este lanzamiento, se ha visto la primera CPU de consumo de Intel con un SSD PCIe 4.0, y cómo no, se trata de un procesador Rocket Lake-S, donde una de las principales novedades es que por fin admitirá compatibilidad con estos tipos de SSDs ultrarrápidos (bueno, menos ultrarrápido que el de la PlayStation 5, ya sabéis).

Por desgracia para el mercado, que al final la competencia nunca debe faltar, el primer procesador de Intel en codearse con un SSD de este tipo ha sido en forma de una muestra de ingeniería, y es que hay que recordar que los Rocket Lake-S no llagarán al mercado hasta principios del 2021, por lo que en la práctica Intel tardaría casi 2 años en igualar a AMD en este aspecto.

Tal y como se filtró a principios de año, los chipsets Intel 500 Series serán prácticamente similares a los actuales, con la única diferencia que permitirá tener acceso a la interfaz PCI-Express 4.0, concretamente a 20x líneas PCIe 4.0, las cuales por ahora únicamente son útiles pensando en el uso de SSDs PCIe 4.0 para uso profesional, ya que en gaming las diferencias son prácticamente inapreciables respecto a un SSD M.2 NVMe PCIe 3.0, salvo si es el de la PlayStation 5, por si ya no había quedado claro.

Eso sí, ahora tocará saber si la interfaz PCI-Express 4.0 será exclusiva para las placas base Intel Z590 o si todas las placas base tendrán soporte, incluidas la familia Intel 400 Series, donde numerosos informes indican que al menos existen modelos Z490 preparados para tal fin, y es que en la situación actual de Intel no están las cosas como para forzar a los usuarios a volver a moverse a otra plataforma para tener acceso al PCIe 4.0, y más después de haber forzado tal movimiento con sus CPUs Comet Lake-S al añadir el nuevo socket LGA1200.

Por Borja Rodríguez



« Especial »