Local Estado


Sufren mexicanos por el estrés laboral


Publicación:29-01-2020
++--

Sufren mexicanos por el estrés laboral

Monterrey, N.L.-Un 75 por ciento de los mexicanos se ven afectados por el “estrés laboral” en México, lo cual impacta emocional, psicológica y físicamente en el empleado.
Algunas de las causas que desencadenan el estrés laboral son: un entorno laboral hostil, la mala definición de los roles en la organización y jefes demasiado punitivos o desinteresados por el bienestar emocional de sus trabajadores.
Según las estadísticas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el 75 por ciento de los mexicanos padece fatiga por estrés laboral, superando a países como China y Estados Unidos.
Javier Lugoleos Cano, Psiquiatra de la Universidad Autónoma de Nuevo León explicó que este problema se genera cuando el empleado se desgasta, por el ambiente laboral en el que se trabaja.
“Este problema tiene que ver cuando el empleado se va ´quemando´ o desgastando en el ambiente o contexto del trabajo por sí mismo”, dijo.
“Esto ocasiona un estrés emocional fuerte, una despersonalización y una baja de sentido de realización personal”, agregó.

Mal ambiente laboral
Cuando los roles de los empleados no están bien definidos o acordes a sus capacidades, empieza a haber fricciones entre los compañeros por el desgaste del trabajador, ya que el proceso de trabajo no se cumple como debe ser.

No definen los roles en la organización
En esta situación las funciones que realiza el empleado no están acorde con sus capacidades o, en otros casos, están sobre calificadas y él siente que son pocas las actividades que realiza. Esto ocasiona desánimo en el empleado, poco reconocimiento y un desinterés por su empleo.

A los jefes no les interesan
sus empleados
Estas actitudes por parte de los jefes desencadena en un desequilibrio entre las capacidades de los empleados o hay una sobre exigencia que los hace no cumplir con la demanda.

Las acciones que desencadenan un mal entorno laboral
Javier Lugoleos Cano, Psiquiatra de la Universidad Autónoma de Nuevo León definió que el acoso laboral: se presenta de superior a inferior, generalmente de un hombre a una mujer, donde hay una petición para satisfacer las demandas del jefe.
En éste sentido, de no cumplirse, hay un despido.
“También es frecuente el “si te llevas bien conmigo” haces lo que tú quieras o vas a obtener ciertas ganancias o privilegios. O cuando a un jefe no le cae bien un empleado, toma un acto discriminatorio hacia él por su raza, orientación sexual y empieza a presionarlo ya sea dándole poco o demasiado trabajo hasta “quebrarlo” y hacerlo que renuncie” explicó.
Aunado a ello, la despersonalización o comportamiento cínico: esto ocurre cuando el empleado está bajo mucho estrés y empieza con acciones cínicas en su forma de ser, llevándolo a maltratar al personal o clientes, dependiendo el giro de la empresa.
“Aparecen las quejas, peleas y fricciones entre compañeros. Cuando el trabajador tiene esta despersonalización empieza a protegerse del mismo estrés para seguir funcionando y “actúa” como una tercera persona; es decir, llega a su empleo y se “pone” otro disfraz o toma otra personalidad”, comentó.
Por lo anterior, se vuelve más irritable, cínico, sarcástico, habla mal a espaldas de sus compañeros y se ríe de los demás.
Afectaciones a la salud
Como tratar el estrés laboral
El también especialista del Hospital Universitario “Dr. José Eleuterio González” de la UANL advirtió que es importante trabajar en tres aspectos
Motivaciones de la persona: implica autoevaluarte y que conozcas qué te motiva más y al descubrirlo, puedes hablar con tu jefe o superior para externarle tú deseo de colaborar en el área de tu agrado.
Ambiente laboral saludable: es necesario tomar capacitación sobre liderazgo, crecimiento laboral, analizar el ciclo del empleado, que el trabajador se sienta con seguridad y estabilidad, así como realizar dinámicas en un día de campo cuando los colaboradores hayan cumplido con ciertos objetivos.
Afrontamiento de los problemas emocionales: realizar intervenciones con el empleado donde se les brinde una capacitación y concientización sobre las causas y consecuencias del estrés laboral.
Por lo anterior, es necesario reforzar con ellos sus cualidades y áreas de oportunidad de manera individual y en equipo. Si se detectan trabajadores con depresión o ansiedad, es necesario canalizarlos a tratamiento psicológico o psiquiátrico.
La empresa debe hacer conciencia
Hay que hacer conciencia de que esto existe, consideró Lugoleos Cano, además de reflexionar de cómo me encuentro como empleado y preguntarnos qué necesitamos laboralmente y si debemos estar en esa empresa.
“Por otro lado, si soy director o coordinador y tengo a mi cargo personas, hacerse una autoevaluación de cómo estoy desempeñando mi labor de liderazgo, porque al final todo son aspectos humanos. El estrés laboral es un síndrome que es modificable”, puntualizó.


























« Redacción »