Local Estado


Representan clases en línea un reto para las familias

Representan clases en línea un reto para las familias
Escuela TV.

Publicación:22-08-2020
++--

El próximo 24 de agosto, más de un millón de alumnos regresarán a clases.

El próximo 24 de agosto, más de un millón de alumnos regresarán a clases para el ciclo escolar 2020-2021, sin embargo este regreso seguirá siendo de manera virtual dada la pandemia del SARS-CoV-2, que provoca la enfermedad Covid-19.

Las clases serán a distancia al no existir las condiciones sanitarias para hacerlo de forma presencial, ya que las autoridades aseguran que no es posible ni prudente el retorno a las aulas.

Tanto para directivos, docentes, alumnos y padres de familias, el regreso a clases de manera virtual implica todo un reto por diversos factores que pueden en un momento dado afectar el aprendizaje en el alumnado.

Ante la pandemia por el Covid-19, la rutina de todos ha cambiado y las forma de dar clases no ha sido la excepción.

Para los docentes ha sido difícil adaptarse tan rápidamente a dar clases a distancia y esto puede hacer que se sientan estresados, cansados o que piensen que no están comunicando los aprendizajes de manera correcta.

En tanto, la educación a distancia también es un reto para muchas familias. No todas las familias pueden brindar acompañamiento o proveer de un espacio libre de distracciones a las niñas y niños dentro del hogar para realizar sus estudios. En algunos casos, las niñas y niños se han visto obligados a intercambiar actividades escolares por actividades laborales debido a las necesidades económicas de sus familias.

Por lo anterior, es que para muchas niñas, niños y adolescentes las horas dedicadas a la educación se han visto reducidas lo cual generará importantes rezagos educativos.

Cuando se dispone de menos horas para la enseñanza, es aconsejable que las y los directores y docentes prioricen los aprendizajes fundamentales como lenguaje y matemáticas por ser la base para cualquier otro tipo de aprendizaje. Es de suma importancia que las niñas y niños siguen fortaleciendo sus habilidades para leer, escribir y realizar operaciones matemáticas básicas por ser habilidades fundamentales para la vida.

También es recomendable priorizar el acompañamiento de los grupos de los últimos grados de cada nivel educativo, como tercero de preescolar, sexto de primaria, tercero de secundaria y el último grado de media superior, ya que estos estudiantes difícilmente tendrán la oportunidad de recuperar aprendizajes perdidos el próximo ciclo escolar.

Esta contingencia hará más grande las brechas de aprendizaje entre los estudiantes. Los que cuenten con madres y padres con mayor nivel educativo, que pueden acompañar su educación en el hogar durante el cierre de las escuelas, que cuenten con acceso a Internet, a una televisión y a juegos y libros en su casa, estarán mejor preparados para continuar con sus estudios.

Sin embargo, las y los estudiantes que no cuenten con estos elementos pueden tener un mayor rezago educativo.

Por ende, es que las y los docentes deben brindar especial seguimiento y acompañamiento a los estudiantes con más necesidades. Esto incluye a alumnos de educación especial, población indígena monolingüe, migrantes, y niñas y niños en contextos violentos, entre otros.

Hacer llamadas telefónicas periódicas a estos estudiantes puede ser una buena estrategia mientras continúe el distanciamiento social.

Aprovecha los recursos disponibles en casa para una educación vivencial.

El aprendizaje no es exclusivo del aula, en casa existen recursos que se pueden utilizar para promover el aprendizaje. Algunos recursos que las y los docentes pueden utilizar para reforzar la educación a distancia son:

·         Los conocimientos de madres, padres y abuelos de sus profesiones u oficios, de su experiencia durante eventos históricos, de su historia familiar, entre otros.

·         Libros y juegos disponibles en el hogar.

·         Actividades cotidianas como la preparación de la comida o el cálculo de los gastos del hogar.

·         La observación de plantas y/o animales, entre otros.

Aprovecha la tecnología

La educación a distancia requiere de formas innovadoras de comunicación.

Si la mayoría de los alumnos cuentan con Internet, el docente puede  aprovechar del uso de diversas plataformas digitales para dar clases, enviar y recibir tareas, así como resolver dudas.

Es recomendable utilizar las herramientas con las que tus alumnos ya están familiarizados; y aprovechar nuevas herramientas como las que ofrece Google forEducation en colaboración con la SEP que permite preparar las clases a distancia, dejar tareas, evaluar a los alumnos, etc.

Brindar apoyo psicosocial

El miedo al contagio, el cuidado de familiares enfermos, el confinamiento en los hogares, y la reducción del ingreso familiar son factores que elevan los niveles de estrés de millones de familias.

Altos niveles de estrés por tiempo prolongado perjudican la capacidad de aprendizaje. Es por esto que los docentes deben tomar en cuenta el estado emocional y mental en el que se encuentran las y los alumnos y brindar herramientas para restaurar su bienestar emocional.

Lo primero que debe hacer un docente es practicar el autocuidado. Una maestra o maestro estresado difícilmente podrá apoyar a una alumna o alumno estresado.

Fortalece los mensajes que pueden salvar vidas

Las y los docentes tienen el poder de reforzar mensajes que pueden salvar vidas y prevenir el contagio de la Covid-19

Algunos de estos mensajes son: mantener la sana distancia, evitar salir de casa, lavarse las manos frecuentemente, evitar tocarte la cara, y comer alimentos nutritivos para mantener el sistema inmunológico fuerte.

1 / 3
2 / 3
3 / 3



« El Porvenir »