Local Estado


Pone sequía en peligro el abastecimiento de agua potable

Pone sequía en peligro el abastecimiento de agua potable
NL.

Publicación:05-11-2021
TEMA: #AYD  
version androidversion iphone
++--

Las altas temperaturas durante el verano provocaron la reducción en los niveles de las presas de la entidad, principalmente la Cerro Prieto.

Con precipitaciones muy por debajo del promedio, Nuevo León enfrenta un periodo de sequía que pone en peligro el abastecimiento de agua potable las 24 horas del día.

Las altas temperaturas durante el verano provocaron la reducción en los niveles de las presas de la entidad, principalmente la Cerro Prieto.

Si bien se esperaba una mejoría en la temporada de lluvias, esta no llegó, pues tan solo el mes de septiembre llovió un 50 por ciento menos de lo habitual.

La esperanza de la llegada de un huracán o al menos remanentes de alguno, también quedó descartada.

Incluso, se habla ya de posibles cortes en el suministro de agua a partir de enero.

Sin que sea aún una decisión tomada, trascendió que estos podrían prolongarse hasta por siete meses.

Con base al pronóstico, se estima que no se tendrán lluvias significativas hasta junio del próximo año.

Juan Ignacio Barragán, director de Agua y Drenaje, indicó que se seguirá monitoreando el comportamiento de las presas, a la par de emprender una campaña agresiva del cuidado del vital líquido.

Esto último con el objetivo de reducir el consumo de entre el 8 y 10 por ciento.

"Se está analizando la información para tomar una decisión".

"No habrá cortes en el suministro de agua. Esta medida no es una decisión tomada por lo tanto no es un hecho", cita el documento.

Entre las recomendaciones están el ducharse en menos tiempo, no regar jardines, y no lavar el auto con manguera.

Aunque se construye la Presa Libertad, está será concluida hasta 2023.

Su llenado y operación llegará otros dos años más; tiempo en el que se debe trabajar en la búsqueda de fuentes de abastecimiento alternas.

Reinyección de agua a los acuíferos, mejorar la calidad de nuestras aguas tratadas, un segundo acueducto desde El Cuchillo, una planta desalinizadora, nuevos pozos, son parte de las alternativas que se estudian.

A las cuales se añade la posibilidad de traer agua del Rio Pánuco, del que se tiene una concesión desde años atrás.

Asimismo, dado que los municipios siguen usando agua potable para parques y jardines, pese a la crisis, se les solicitó utilizar agua tratada.

Es de destacar que previo al verano, que recién concluyó, el gobierno del Estado emitió declaratoria de emergencia por seca en 48 de los 51 municipios de la entidad.

Según el Monitor de Sequía de la Comisión Nacional del Agua, fue la primera vez, en los últimos ocho años, que todo el  estado registró algún tipo de seca.

Al cierre del mes de abril, se reportan 27 municipios en "sequía extrema", 22 en "sequía severa", y dos con "sequia moderada".

En sequía extrema se enlistó a Agualeguas, Los Aldamas, Anáhuac, Cerralvo, General Treviño, Parás y Vallecillo, todos los ubicados en la zona norte; mientras que el centro y sur estaban en sequía severa.

Amalio Cardona, director técnico de la  Cuenta Río Bravo de la Conagua, indicó que Nuevo León enfrenta un panorama crítico por la sequía que se vive desde agosto del 2020 y el porcentaje de lluvias por debajo de la media esperada.

Escenario que, resaltó Doroteo Treviño Puente, Coordinador de Sequias de la Secretaria de Desarrollo Agropecuario en el Estado,  afecta de manera directa al sector agropecuario.

"Es un impacto que afecta a muchos municipios que en este momento están en sequía extrema", agregó Treviño Puente.

Nuevo León es una de las 13 entidades de la República que enfrenta sequía, al igual que Coahuila, Chihuahua, Tamaulipas y Sonora, por mencionar algunas.

A decir de Sistema Meteorológico Nacional, el noreste y noroeste del país han pasado recientemente de una sequía severa a una extrema.

Como medidas emergentes para garantizar el vital líquido, se trabajó en la instalación de equipo de bombeo y retiro de medidores de agua potable en parques y jardines.

Además de la modulación en presiones en la red de distribución de agua potable, reparto de agua en pipa en municipios no metropolitanos, y sanciones a usuarios por mal uso del vital líquido.

Alfonso Martínez, Secretario de Medio Ambiente, resaltó que hace 1 mil 200 años se presentó una mega sequía que duró varias décadas, y ahora es algo similar.

El calentamiento global que existe debido al cambio climático, dijo, es una de las principales causas.

"Lo que está pasando actualmente en el siglo XXI es muy similar a lo que pasó en esa mega sequía y por lo tanto ellos determinan que estemos entrando a un periodo así".

"Lo que podría ser una sequía cíclica se está agudizando por el cambio climático y una proporción de esa sequía que se pronostica tener por un tiempo prolongado si está teniendo por el cambio climático".

Incluso la Nasa se ha pronunciado al respecto, al alertar que grandes presas del país se encentran en niveles excepcionalmente bajos, lo que agota los recursos hídricos para beber, cultivar y regar.

Al cierre del mes de octubre el panorama es un poco alentador, pues el Monitor de Sequía marca a solo 5 municipios con "sequia moderada".

No obstante, las presas siguen sin recuperarse.

En promedio, los tres embalses  de la entidad suman un 40 por ciento.

Presas a la baja....

Las presas de Nuevo León siguen a la baja, principalmente la de Cerro Prieto.

Las altas temperaturas y escases de precipitaciones, siguen impactando a los embalses.

Según cifras de la Comisión Nacional del Agua, la situación es tal que la cuenca localizada en Linares se encuentra apenas a un 13 por ciento de su capacidad, con 39.267  millones de metros cúbicos por segundo.

Cantidad que se prevé siga en descenso derivado de la evaporación.

En un escenario más favorecedor, la Presa El Cuchillo registra  631 millones 391 mil metros cúbicos por segundo, a un 56 por ciento de su capacidad; y La Boca  19 millones 993 mil metros cúbicos por segundo, a un 51 por ciento.

Barragán advirtió que solo quedaría agua para dos meses.

Como medidas emergentes para garantizar el vital líquido, se trabaja en el equipamiento de pozos acuíferos en el área de la Macroplaza.

Sentido en el que también llamó a la población a cuidar del vital líquido, no regar jardines y banquetas, no lavar el carro con la manguera, cerrar la regadera mientras te enjabonas, entre otras.




« El Porvenir »