Local Estado


Crean extractor de aceites esenciales sustentable

Crean extractor de aceites esenciales sustentable
Se beneficiará a ejidatarios de siete estados de la República

Publicación:29-08-2021
++--

Investigadores de la UANL construyeron un extractor de aceites esenciales que es altamente eficiente y no necesita electricidad o gas para funcionar

Monterrey, NL.-Investigadores de la Facultad de Agronomía de la UANL, liderados por el doctor Romeo Rojas Molina, construyeron un extractor de aceites esenciales que es altamente eficiente y no necesita electricidad o gas para funcionar.

Este invento, que contó con el apoyo del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) y el Consejo Nacional Forestal (CONAFOR), beneficiará a ejidatarios de siete estados de la República con los que ha trabajado el doctor y su grupo.

"Históricamente hay una demanda por aprovechar a las especies aromáticas del desierto mexicano y por eso plantearon el proyecto “Estandarización de procesos de extracción de aceites esenciales de especies aromáticas: diseño y construcción de equipo microindistrial”.

Ellos fueron acreedores en 2018 al Fondo Sectorial para la Investigación en Desarrollo y la Innovación Tecnológica Forestal (CONACYT-CONAFOR) con un apoyo de un millón 551 mil 120 pesos, con los que han desarrollado el proyecto en el último par de años.

Eficiencia y desarrollo para los ejidatarios

Ellos calculan que para producir un litro de aceite de orégano gastan tres mil pesos y se vende en 40 mil pesos. El laurel siete mil pesos y se vende en hasta 100 mil pesos. La más lucrativa es la damiana, les cuesta tres mil pesos extraerla y la venden en hasta medio millón de pesos.

La CONAFOR les va pagar el equipo a los ejidatarios. Esta máquina tiene un valor de 330 mil pesos y capacidad de procesar 30 kilos de orégano seco por extracción. Cada extracción recibe entre 600 a 900 mililitros de aceite esencial.

“El equipo no necesita electricidad ni gas, para que sea usado en ejidos donde el agua o electricidad sea escasa o nula. Una vez que extraigan los aceites serán usados en medicina tradicional, perfumería y en procesamiento de alimentos como aditivos”, expuso el investigador Romeo Rojas Molina.

La cruzada de los productores de aceites esenciales

El doctor y su equipo hicieron colectas de especies aromáticas en Tamaulipas, Durango, Chihuahua, Nuevo León, Coahuila, Zacatecas, San Luis Potosí y Oaxaca. En cada estado recolectaron orégano, poleo, damiana y laurel.

El primer paso fue realizar extracciones de aceite a nivel laboratorio. Ellos hicieron la caracterización de los aceites, rendimiento, actividades antioxidantes e identificación por cromatografía de gases.

Los ejidatarios necesitan un permiso de explotación, pues las plantas crecen de forma silvestre. CONAFOR hace un censo de plantas para ver cuánto es lo máximo que pueden explotar por año y les extiende un permiso de aprovechamiento.

Después, en las visitas a los estados, la tarea fue conocer los equipos que se encuentran para extraer aceites esenciales encontrando que no existe una tecnología hecha a la medida para los ejidatarios. Lo que existe es solo a nivel industrial.



« El Porvenir »