Local Estado


Atiende IMSS NL a distancia a 73 mil pacientes con Covid-19

Atiende IMSS NL a distancia a 73 mil pacientes con Covid-19


Publicación:10-08-2021
++--

Además de atender su consulta cotidiana, 856 médicos familiares en el estado han trabajado de manera intensa en la atención médica a distancia

Con la atención médica a distancia de 73 mil 375 pacientes sospechosos y confirmados de COVID-19 durante los últimos 10 meses, las Unidades de Medicina Familiar (UMF) del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Nuevo León ocupan el primer lugar a nivel nacional en resultados de este programa.

Además de atender su consulta cotidiana, 856 médicos familiares adscritos a las 53 UMF en el estado han trabajado de manera intensa en la atención médica a distancia, cuando vía telefónica dan seguimiento protocolario por 10 días al estado de salud de sus pacientes, que incluye la verificación de su llegada al hospital en caso de que se requiera.

En un principio, los pacientes llegan al filtro instalado en el acceso principal de la unidad médica, en el cual manifiestan si refieren dolor de cabeza, fiebre o algún otro síntoma. El paciente con síntomas es enviado al Módulo de Atención Respiratoria del Seguro Social (MARSS) instalados en todas las UMF del IMSS en Nuevo León.

Ya sea en el mismo MARSS o en el módulo respiratorio de urgencias de la unidad, al paciente se le realiza la prueba rápida de antígenos. Si resulta positiva, los médicos hacen una valoración muy precisa de la saturación y el cuadro clínico en general para dar indicaciones.

Si se requiere hospitalización, el médico realiza el enlace con el Segundo Nivel de Atención, para que reciban al paciente y posteriormente también verifica si efectivamente se llevó a cabo el internamiento.

Si no es necesaria una hospitalización, el paciente puede ser enviado a su casa con la atención médica a distancia, que inicia con la expedición de 14 días de incapacidad.

Aun en el caso de los pacientes negativos, si presentan síntomas, el médico del IMSS continuará la vigilancia de su salud ante la posibilidad de que una baja carga viral al momento de la prueba haya influido en el resultado y para evitar que puedan actuar como transmisores del virus a la comunidad.

Todos los pacientes sospechosos o confirmados reciben un kit que contiene medicamentos, un oxímetro, cubrebocas, trípticos de cuidados en casa y alcohol gel para la higiene de manos, y será su médico familiar quien se encargue de supervisar durante los próximos 10 días su condición clínica para actuar oportunamente y evitar complicaciones de la salud.

Este servicio se otorga a lo largo y ancho del estado de Nuevo León, desde el sur en la UMF No. 53 en la población conocida como “La Chona”, colindante con San Luis Potosí; hasta la UMF No. 48 de Anáhuac, ubicada en el norte y que colinda con Tamaulipas.



« El Porvenir / Consuelo López »