Justicia Muertes


Muere mujer ahogada en tormenta

Muere mujer ahogada en tormenta
Lluvias.

Publicación:31-05-2021
++--

Junto a la víctima, que se dedicaba a la recolección de botes de aluminio, quedó su mascota un pequeño perro que también pereció ahogado.

Una mujer de la tercera edad que desapareció desde el pasado domingo durante una fuerte tormenta registrada en la región citrícola, fue encontrada sin vida en un río del municipio de Montemorelos.

Junto a la víctima, que se dedicaba a la recolección de botes de aluminio, quedó su mascota un pequeño perro que también pereció ahogado.

La Fiscalía General de Justicia del Estado, informó que desde el pasado domingo se había iniciado la búsqueda de la mujer, pues una persona vio cuando fue arrastrada por la corriente del Río Ramos.

La ahora occisa fue identificada como Juana Ramona Oyervides Castillo, que actualmente estaba ya en la séptima década de vida.

La humilde mujer vivía en la Comunidad de El Faro, en el municipio de Montemorelos.

Según sus familiares, la mujer desde hace muchos años se dedicaba a la recolección de botes de aluminio, mismos que vendía en los negocios de compra- venta.

Desafortunadamente el pasado domingo estaba recorriendo las orillas del Río Ramos, cuando tuvo el accidente.

Unidades de Protección Civil Municipal, vecinos y familiares se unieron a la búsqueda de la mujer, pero no tuvieron éxito.

Fue ayer lunesdurante un nuevo recorrido por el sector,cuando se percataron que el cuerpo de la víctima estaba atorado entre unos matorrales, en la Comunidad de El Fraile.

Junto al cuerpo de la mujer quedó su mascota, un perrito que la acompañaba a sus recorridos mientras recolectaba los botes de aluminio entre la basura.

Al lugar se movilizaron rescatistas de Protección Civil y socorristas de la Cruz Roja.

Así como personal de Servicios Periciales quienes levantaron evidencias del sitio.

Para que después el cuerpo fuera llevado al anfiteatro del Hospital Universitario, donde le practicarán la autopsia de ley correspondientes.




« El Porvenir »