Justicia Juzgados


Le dan mil 200 años por matanza en penal

Le dan mil 200 años por matanza en penal
La Fiscalía General de Justicia del Estado, informó que el delincuente fue sentenciado por la muerte de 49 reos y la lesiones de otros 55, durante un motín registrado en el año 2016.

Publicación:12-09-2020
++--

Actualmente el delincuente se encuentra internado en un Cereso de Tepic, en donde fue notificado sobre la sentencia

Monterrey, NL.-El líder del grupo delictivo "Los Zetas", que ordenó la matanza de 48 internos del desparecido Penal del Topo Chico, fue sentenciado a mil 200 años de prisión.

Actualmente el delincuente se encuentra internado en un Cereso de Tepic, en donde fue notificado sobre la sentencia.

El acusado fue identificado como Juan Pedro Saldívar Farías, "El Z-27", quien mantuvo el control del centro penitenciario durante varios años.

La Fiscalía General de Justicia del Estado, informó que el delincuente fue sentenciado por la muerte de 49 reos y la lesiones de otros 55, durante un motín registrado en el año 2016.

La masacre se registró debido al enfrentamiento entre grupos de Iván Hernández Cantú, "El Credo", y Juan Pedro Saldívar Farías, "El Z-27".

El líder delincuencial, que es identificado por la FGJNL como Juan N., alías "El Z-27", fue acusado de los delitos de homicidio calificado y agrupación delictuosa.

Las autoridades mencionaron que anteriormente, ya se había sentenciado a seis de sus principales cómplices.

Los implicados fueron condenados el pasado 30 de junio del año pasado, también a mil 200 años cada uno, además de una reparación del daño por 369 mil 582 pesos a cada una de las familias de los 48 asesinados, que serían 17 millones 739 mil 936 pesos.

Los sentenciados fueron identificados como, Edgar Fabián Solís Rodríguez, Gerardo de León Alemán, José Fidencio Armendáriz Guardiola, Francisco Javier Erguía Meza, Luis Carlos Carrasco Espinoza y Juan Ángel Leal Flores.

Los reos se encuentran actualmente en penales de Nuevo León, Ciudad de México, Durango y Coahuila.

Durante las últimas horas del miércoles 10 de febrero de 2016 y las primeras del jueves 11, se registró uno de los enfrentamientos más sangrientos registrados al interior de un penal.

Las cámaras de seguridad de Topo Chico, captaron como decenas de reos invadieron las celdas de otro bloque, lo que desató una brutal pelea que terminó en la muerte de 48 internos.



« El Porvenir »