Justicia Muertes


Fallece conductor en choque en Escobedo

Fallece conductor en choque en Escobedo


Publicación:13-01-2022
++--

Al parecer la víctima intentó rebasar a un tráiler y no logró pasar a tiempo, lo que hizo que se impactara contra la unidad blindada.

Monterrey N.L.- Un hombre perdió la vida en forma instantánea, al invadir el carril contrario de la Carretera a Monclova, donde chocó de frente contra un camión de valores, en el municipio de Escobedo.

Al parecer la víctima intentó rebasar a un tráiler y no logró pasar a tiempo, lo que hizo que se impactara contra la unidad blindada.

Protección Civil Municipal de Escobedo, informó que el accidente se reportó a las 9:00 horas en la Carretera a Monclova, a unos metros del Libramiento Noreste, en dicha localidad.

Indicaron que hasta el momento el ahora occiso no ha sido identificado, siendo un hombre de unos 35 años de edad.

Mencionaron que este viajaba en un automóvil Chevrolet tipo Chevy, color gris, con placas de circulación de Nuevo León.

Mientras que el segundo de los implicados, es un camión de valores de una empresa de valores, color amarillo de la marca Ford.

En esta unidad viajaban tres custodios, los cuales, afortunadamente, resultaron ilesos a pesar del fuerte impacto.

Mencionaron que en ese momento, el automóvil particular, se desplazaba por los carriles de Escobedo al Carmen, Nuevo León.

Al viajar a exceso de velocidad, el conductor, intentó rebasar un vehículo de quinta rueda.

Desafortunadamente, el chofer del tráiler no bajo la velocidad y esto hizo que el Chevy, quedara de frente contra el camión de valores.

Debido al fuerte impacto, el automóvil compacto quedo totalmente destrozado.

Al lugar del percance se movilizaron elementos de Protección Civil del Estado y policías municipales.

Desafortunadamente, al revisar el cuerpo del conductor del automóvil, quedo prensado y sin signos de vida.

El accidente provocó tráfico vehicular en dicha carretera, hasta que el cuerpo fue levantado y los vehículos retirados en una grúa.




« El Porvenir / Sergio Castillo »