Justicia Agresiones


Dispara fiestero contra policías

Dispara fiestero contra policías
Detenido.

Publicación:08-03-2021
++--

Molesto porque llegó la Policía a suspender la fiesta donde estaba.

Molesto porque llegó la Policía a suspender la fiesta donde estaba, un hombre disparó unas cuatro ocasiones contra los oficiales de la Policía de Guadalupe, en la Colonia Guerra, para luego ser arrestado por los uniformados.

En la agresión no se reportaron personas lesionadas, y los hechos se registraron alrededor de las 22:09 horas del domingo, en una casa donde había una reunión con aproximadamente 70 invitados, además de música de banda en vivo.

César Luis "G", de 45 años de edad, es la persona arrestada, a la que se le aseguró el arma de fuego que presuntamente detonó momentos antes contra los uniformados.

La casa donde fueron los hechos se ubica en la calle Hidalgo 145, a la altura de 5 de Mayo, donde la autoridad se percató de personas ingiriendo bebidas embriagantes en la vía pública, además de la gran cantidad de invitados en el interior del inmueble.

Los asistentes al evento se mostraron agresivos contra los efectivos de la Policía, momento en que el ahora detenido sacó un arma de fuego y disparó en cuatro ocasiones contra los oficiales, sin causar lesiones.

Ante los hechos los policías no respondieron a la agresión debido a la gran cantidad de personas que se encontraban en el evento, por lo que pidieron apoyo a sus compañeros.

Después de llegar a la vivienda, los efectivos ingresaron al porche donde se encontraba el agresor, quien fue detenido y se aseguró una pistola escuadra con siete cartuchos hábiles, para luego quedar a disposición del Ministerio Público donde se resolverá su situación jurídica.

En el lugar también fueron detenidos tres músicos por ingerir bebidas alcohólicas en la vía pública, José Antonio "G", de 23 años, Fernando "R", de 26 y Marx Rogelio "G", de 39, quienes fueron puestos a disposición del Juez Calificador.

Las autoridades establecieron que el sonómetro marcó 115 decibeles, por lo que se procedió a levantar el citatorio ante el Juez Cívico, para que determine el valor de la sanción.

En las indagatorias se estableció que Artículo 290 del Código Nacional de Procedimientos Penales, señala que el ingreso de una autoridad al lugar, sin autorización judicial, está justificada cuando sea necesario para repeler una agresión real, actual o inminente y sin derecho que ponga en riesgo la vida, la integridad o la libertad personal de una o más personas.




« El Porvenir »