Justicia Muertes


Destruyen casa donde ocurre crimen

Destruyen casa donde ocurre crimen
Lugar de los hechos.

Publicación:01-09-2021
++--

Fue en punto de las 9:00 horas que llegó una máquina tipo Bulldozer para iniciar los trabajos de destrucción, ante el asombro de vecinos y curiosos.

Para intentar borrar el crimen de dos hermanitos que conmovió a la comunidad regiomontana, el nuevo propietario de la residencia Peña-Coss decidió demolerla por completo en aquel sector de la Colonia Cumbres, en Monterrey.

Fue en punto de las 9:00 horas que llegó una máquina tipo Bulldozer para iniciar los trabajos de destrucción, ante el asombro de vecinos y curiosos.

El acontecimiento rápidamente se hizo viral en las redes sociales, pues ya pasaron 15 años del crimen de los hermanitos Peña Coss, por parte del tristemente célebre Diego Santoy Riverol y la comunidad aún mantiene este caso en su mente como su hubiera sido ayer.

El inmueble se ubica en la calle Monte Casino 2909, en el segundo sector de la Colonia Cumbres.

Desde el día del crimen la familia ya no regresó a este sitio, la cual fue puesta en venta y fue hasta hacer apenas unos meses que salió un comprador interesado en este predio, pero no en la edificación.

El crimen de los hermanitos Peña Coss se registró el 2 de marzo, del año 2006, cuando Diego Santoy, impulsado al parecer por Ericka, su novia y hermana de las víctimas, cometió el doble crimen.

De acuerdo con las declaraciones, ese día Santoy llegó a la casa para arreglar los problemas de noviazgo que tenía con Erika Peña Coss.

En las declaraciones, tras cometer los crímenes de los pequeños Erick Azur, de 7 años, y de María Fernanda Peña Coss, de 3, intentó degollar a Erika, al ver que no regresaba con él.

Durante la huida se llevó un auto de la familia y secuestró a la empleada doméstica, para luego irse con su hermano a otro estado, siendo localizados en Oaxaca mientras viajaban en un autobús.

Actualmente el presunto asesino de Cumbres, cumple una condena de 71 años de prisión en el Cereso de Cadereyta.

En el sitio donde se cometió el crimen, se pretende construir una nueva residencia, quedando sepultados los recuerdos de este trágico drama.

 




« El Porvenir »