Justicia Muertes


Asesinan a hombre en asalto en Escobedo

Asesinan a hombre en asalto en Escobedo


Publicación:19-11-2021
++--

Aunque, la víctima fue levantando con algunos signos de vida, falleció al ser llevado a una clínica del IMSS en Apodaca.

Un hombre perdió la vida al ser baleado en ocho ocasiones por dos delincuentes, que intentaron asaltarlo en una tienda Oxxo ubicado en el municipio de Escobedo.

Aunque, la víctima fue levantando con algunos signos de vida, falleció al ser llevado a una clínica del IMSS en Apodaca.

La Fiscalía General de Justicia del Estado, informó que buscan a tres personas implicadas en el crimen, pues un tercer cómplice los esperaba en un automóvil para escapar.

Los hechos fueron reportados en los primeros minutos de este viernes, frente a una tienda Oxxo ubicada en la Carretera a Laredo a unos 300 metros al norte del cruce con el Libramiento Noreste.

Siendo identificado el ahora occiso como Antonio Reyes Zapata Espinoza, de 44 años, quien tenía su domicilio en Apodaca.

Al momento de los hechos, el hombre llego en un vehículo sedan, para comprar algunos artículos en la tienda de conveniencia.

En ese momento fue abordado por dos sujetos, que llevaban sus rostros cubiertos con cubrebocas y los gorros de sus sudaderas.

Indicaron que le exigieron sus pertenencias al afectado, quien rápidamente reaccionó tirándoles varios golpes

Desafortunadamente, uno de los implicados sacó de entre sus pertenencias, una pistola tipo escuadra, con la cual, le disparó en ocho ocasiones.

El hombre sufrió tres impactos en pierna derecha, dos en brazo derecho, uno en abdomen y dos en la espalda. La víctima quedó tirada y fue auxiliada por empleados de una gasolinera contigua, quienes llamaron a los puestos de socorro. El herido fue trasladado muy grave en una ambulancia al Hospital de Zona No. 21 del IMSS, donde por la madrugada se reportó que falleció.

El caso provoco la movilización de unidades de la Guardia Nacional, Agencia Estatal de Investigaciones, entre otras corporaciones.



« El Porvenir / Sergio Castillo »