Joven TEC


Trabaja Tec en desarrollo de ventiladores para hospitales

Trabaja Tec en desarrollo de ventiladores para hospitales
Proyectos y empresas se suman para ayudar en tiempos difíciles

Publicación:18-06-2020
++--

La idea surge a nivel nacional desde la Escuela de Ingeniería y Ciencias al explorar diferentes proyectos, incluido el de los ventiladores mecánicos.

22 profesores de la Región Sur del Tec de Monterrey de departamentos de mecánica, mecatrónica, ingeniería industrial y computación trabajan desde semanas atrás, en un proyecto de ventiladores mecánicos para proveer a hospitales del sur del país.

Al percatarse del déficit que la pandemia generaría y por la capacidad instalada, el equipo liderado por Juan Arturo Nolazco Flores, director de la Escuela de Ingeniería y Ciencias, ha trabajado en un prototipo que estará listo en las próximas semanas.

"La idea es ofrecer una tecnología de bajo costo y que se utilice normalmente para traslado, y en caso de emergencia, de tiempo completo" señala el doctor Juan de Dios Calderón Nájera, quien funge como uno de los líderes del proyecto.

Tras revisar diferentes tecnologías de patente libre, que van desde prototipos complejos como la de "pistolas" o las de máquinas impulsadas por turbinas o fuelles, el equipo decidió trabajar en un proyecto de bajo costo, como el de bolsa de ambu.

"Nos metimos a ver los requerimientos médicos; aprendimos lenguaje médico, parámetros de medición, instrumentación y materiales usados en estos sistemas e invitamos a empresas con las que hemos trabajado a participar con nosotros".

Cabe mencionar que una de esas empresas es Plastiglas de México, facilitadora de un acrílico de grado alimenticio, con la que se produce la carcasa de los prototipos.

LAS ETAPAS

El sistema de ventilación ha sido diseñado para pasar por tres etapas. La primera de ellas consiste en la evaluación del diseño, que ha quedado lista.

La segunda parte de pruebas se refiere a los parámetros médicos requeridos por estos dispositivos, la cual estará lista durante la presente semana.

La tercera y última etapa es la de funcionalidad y de fatiga, donde el dispositivo trabajará el tiempo que estará un paciente conectado a él y que no presente fallas.

Tras fabricar varios prototipos, el equipo de profesores se encuentra en el cuarto y último modelo, que está por validarse para su pronta producción y distribución.

LA CERTIFICACIÓN

En el proyecto está implicada la empresa Ford, con un prototipo de las mismas características que el del proyecto de los profesores del Tec, cuyos equipos han estado en contacto para apoyarse en el tema de "mejores prácticas".

En ambos lados de la frontera se trabaja para conseguir las certificaciones. Ford lo hace para lograr la certificación por parte de la FDA en la Unión Americana mientras el equipo del Tec por parte de la COFEPRIS en nuestro país.

En este momento el equipo trabaja en la integración de una interfaz gráfica, para después someterse a pruebas de validación por parte de la COFEPRIS, autoridad que regula y que, en caso de avalar el proyecto, dará autorización para su uso.

Son 4 equipos los destinados a cada una de las áreas del proyecto: manufactura, instrumentación, control y logística, y cadena de suministro del proyecto.

"Uno de los retos es que se están requiriendo muchos de estos ventiladores en diferentes partes del mundo; quienes se dedican a vender y fabricar este tipo de instrumentación, los sensores y particularmente los motores, se ha visto rebasados por esa sobredemanda" explica el doctor Calderón.

La bolsa de ambu, componente esencial de los ventiladores, está diseñada trabajar durante 21 días con un mismo paciente.

EL FINACIAMIENTO

El Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Puebla (CONCYTEP) ha apoyado al grupo de profesores con financiamiento para la aplicación y desarrollo de pruebas, para poner los ventiladores a la brevedad a disposición de los hospitales.

Es de resaltar que el costo de estos sistemas de ventilación fluctúa entre los 45 mil y 65 mil dólares (1 millón 400 mil pesos). El ventilador en proceso por parte de los investigadores del Tec es de un costo aproximado de 2 mil dólares (44 mil pesos).

"Llevamos un buen tiempo dedicándole al control (...) una de las cosas en las que siempre nos hacen hincapié es que esta máquina no vaya a dañar al paciente; desde el punto de control es bien importante asegurarnos de que eso no pase" explica Jorge Antonio Reyes Avendaño, profesor de cátedra del Área de Mecatrónica.

El doctor Reyes indicó que otro punto en el que los investigadores han puesto interés, es en desarrollar una interfase "amigable", para que más personal médico pueda utilizarlo.

OTROS PROYECTOS DEL TEC

Equipos de la Región Sur del Tec de Monterrey trabaja en diversos proyectos, como el de un robot enfermero para atender a pacientes con Covid19. El robot realiza tareas como llevar alimentos, entregar medicamento y monitorear a los enfermos.

Otro proyecto es el llevado a cabo por alumnos de campus Puebla con la impresión y fabricación de caretas en formato 3D, para brindar protección a personal médico, mismas que de igual manera se han distribuido en hospitales de la región.



« Especial »