Joven UANL


Recomienda UANL coníferas para reforestar el Parque Cumbres

Recomienda UANL coníferas para reforestar el Parque Cumbres
Especies de flora y fauna sufrieron graves afectaciones que requieren una atención integral.

Publicación:17-07-2021
TEMA: #UANL  
version androidversion iphone
++--

El fuerte incendio del pasado mes de marzo en el Parque Nacional Cumbres de Monterrey consumió más de 9 mil hectáreas de Nuevo León y Coahuila.

Integrada al equipo de especialistas abocados a la reforestación del Parque Nacional Cumbres de Monterrey, la profesora Susana Favela está enfocada en definir las especies que permitan recuperar en poco tiempo la biodiversidad de esta zona.

La investigadora de la Universidad Autónoma de Nuevo León Susana Favela Lara forma parte del comité multidisciplinario de biodiversidad que la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas creó para recuperar el bosque.

"Me llamaron para decirles qué especies se deben poner en las áreas incendiadas y cómo se deben colectar en las áreas que tenemos sanas. Tenemos que seleccionar especies nativas obviamente, especies de nuestra región y tenemos en Nuevo León alrededor de unas 25 especies de gimnospermos que podemos utilizar en las áreas que se quemaron", explicó la maestra en botánica por la Universidad de Oxford.

Lista de especies de coníferas sugeridas para reforestación en el Parque Nacional Cumbres de Monterrey

Pinus pseudostrobus

Pinus teocote

Pinus hartwegii

Pinus greggii

Pinus cembroides

Juniperus flaccida

Pseudotsuga menziesii

Abies religiosa

La profesora de la Facultad de Ciencias Biológicas de la UANL señaló que, además de definir las especies, asesora en cómo hacer la colecta, la cual se realizará al finalizar el año en áreas aledañas a los incendios.

El 70% del agua que se consume en la ciudad de Monterrey provine del Parque Nacional Cumbres. Además contiene 386 especies de flora y fauna.

"Tenemos que esperar la producción de pino para extraer la semilla y empezar los procesos de germinación en los viveros y la producción de plántulas.

"Lo recomendable es que si esas especies que necesitamos están en áreas cercanas es mejor porque estamos asegurando todavía que la variabilidad genética la volvamos a representar en nuestras áreas", explicó la profesora del Laboratorio de Ecología Molecular de la UANL.

Trabajan en mejorar condiciones del suelo

Como parte de los trabajos para recuperar el bosque incendiado el pasado mes de marzo, especialistas trabajan en la remoción del material quemado para formar terrazas que eviten el deslave del suelo.

"En algunos lugares ya tienen las plántulas, ya están crecidas. Estamos esperando que se haga todo el trabajo de suelo para poder hacerlo y volver a ir a hacer la colecta en otras áreas que no están representadas", dijo Susana Favela.

"Estas especies de bosques crecen mucho más lento, hay que esperarnos. Aquí lo importante es hacer el trabajo, involucrar a la gente", puntualizó la profesora universitaria.



« Especial »